Notificaciones

Alarma: El Valencia también se olvida de ganar en Europa

Batshuayi logra el 0-1 en Berna. (Foto: EFE)
Batshuayi logra el 0-1 en Berna. (Foto: EFE)

El Valencia CF sumó un nuevo empate, el noveno en esta temporada, el segundo en Europa y se complica su continuidad en la  Champions. El Young Boys-Valencia fue un duelo espeso, en el que las defensas y Neto -estuvo espectacular- se impusieron a los ataques. E una jugada aislada de Batshuayi podría haber decidido el choque y adelantó al Valencia, pero un penalti tonto de Parejo impidió la primera victoria en Champions de los de Marcelino esta temporada. El diagnóstico de este enfermo no mejora.

De inicio Marcelino apostó por un once con Diakhaby, Ferran Torres -por la izquierda- Kondogbia y Batshuayi como grandes novedades. El Young Boys, sin embargo, pronto iba a demostrar que el Valencia, además de preocuparse por sus carencias, tenía que estar muy atento. Con el juego directo y las acciones a balón parado gozó de las primeras ocasiones para desnivelar el partido.

Sin embargo, cuando el partido adquirió velocidad, Carlos Soler, el más listo de la casa, robó un balón en tres cuartos del campo suizo, se la cedió a Batshuayi que, tras salvar con habilidad la salida del meta y anotó el 0-1 en el minuto 25. El Valencia respiraba. Tres años después llegaba el primer gol en Champions.

Con espacios el Valencia apretó los dientes en defensa, pero mejoró en ataque. Ferran Torres, tras una gran jugada personal acabada con una filigrana, prefirió chutar antes de cederla a un compañero. Lástima porque el segundo podría haber llegado poco antes del descanso.

Gabriel Paulista, en un lance con Hoarau, en el Young Boys-Valencia CF (Foto: @BSC_YB).
Gabriel Paulista, en un lance con Hoarau, en el Young Boys-Valencia CF (Foto: @BSC_YB).

Tras el pase por vestuarios el partido no cambió un ápice. El Young Boys apretó y se encontró con un par de buenas ocasiones para igualar. Aún así, la sensación es que el Valencia tenía el duelo controlado. Y así era, hasta que en el 54 Parejo se tiró al suelo cuando no era necesario y derribó a Sau. El colegiado letón no dudó y Hoarau no perdonó.

El gol del empate envalentonó a los suizos que volvieron a probar fortuna. Por suerte para los de Marcelino, Neto se mostró infranqueable ante el tiro de Fassnacht.

Marcelino redibuja su sistema

El Valencia no estaba. El juego vertical y poco elaborado de los suizos les creaba mucho peligro. Marcelino tenia que cambiar y lo hizo. Sacó a Gameiro por Ferran y a Kondogbia por Coquelin.  El centro del campo pasó a jugar con un rombo, siendo Rodrigo el hombre de enlace entre la medular y la punta del ataque. El equipo, con Gameiro en el campo mejoró algo, pero tampoco generó las ocasiones necesarias para ganar. Es más, cerca estuvo de perder si Neto, de nuevo el salvador del Valencia, no hubiera detenido un buen remate de Assalé. El electrónico no se movería, como el conjunto de Mestalla, que sigue en una peligrosísima tierra de nadie que cada vez complica más su continuidad en la Champions.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando