Análisis: El Valencia de la Supercopa también jugó en Mallorca

Domingo, 19 de Enero de 2020. 20:00

El Valencia CF sufrieron una dolorosa goleada contra el RCD Mallorca (4-1). Los de Mestalla no dieron la cara y se vieron muy superados ante los bermellones en la jornada 20 de LaLiga Santander. Fue la continuidad de la imagen que se vio en la Supercopa. En definitiva, el RCD Mallorca-Valencia CF evidencia que los de Celades tocan fondo en el que puede ser su peor partido de la temporada.

Albert Celades apostó de inicio por un dibujo 4-4-2 formado por Jaume Domènech; Wass, Diakhaby, Gabriel Paulista, Gayà; Soler, Coquelin, Parejo, Cheryshev; Gameiro y Maxi Gómez.

En cualquier caso, poco importó el esquema porque el Valencia CF ofreció su peor imagen de la temporada. Estuvo torpe con el balón y muy permisivo en defensa. El Mallorca castigó la empanada valencianista y marcó tres goles con relativa facilidad.

A los 7 minutos Raíllo aprovechó un error defensivo para cabecear una falta lateral libre de marca e inaugurar el marcador. En el 20, Budimir hizo el segundo tras una pérdida del Valencia CF en la salida del balón. Y poco antes del descanso el bosnio firmó el tercero gracias a una hilvanada jugada de los bermellones.

Tan negro vio Celades el partido que hizo la primera sustitución antes del descaso. Quitó a Cheryshev para dar entrada a Ferran. Era un cambio hombre por hombre, pero con el que el técnico catalán mandaba un mensaje al equipo.

Con diez toda la segunda mitad

Albert Celades durante el Mallorca-Valencia (Foto: Lázaro de la Peña / VCF)
Albert Celades durante el Mallorca-Valencia (Foto: Lázaro de la Peña / VCF)

Celades buscó la reacción en el segundo tiempo modificando la posición de Carlos Soler. El centrocampista cedió la banda derecha a Kevin Gameiro y se acercó a Coquelin y Parejo para intentar dar más claridad a la posesión valencianista. Sin embargo, esta apuesta no tardó en morir.

Y que a los 10 minutos de la segunda mitad, Parejo sufrió una polémica expulsión y el equipo se quedó con un hombre menos durante el resto del encuentro. Celades dio entrada a Kangin Lee para intentar compensar la falta de creatividad. El surcoreano se pegó a la izquierda y Ferran a la derecha, aunque intercambiaron posiciones poco después. Mientras, Coquelin y Soler formaron el doble pivote huérfano de Parejo.

De poco sirvió. El partido fue languideciendo hasta el final sin respuesta del Valencia. Se reavivó en los minutos finales con los goles de Dani Rodríguez y Ferran Torres para engordar el marcador.

En definitiva, el Valencia CF dejó muy mala imagen en Son Moix y alimenta las dudas que dejó la abultada derrota contra el Real Madrid en la Supercopa de España.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *