Secciones

Análisis: El campeón supo sufrir aunque no convenció

Jueves, 23 de Enero de 2020. 08:00
Logroñés - Valencia (Foto: Valencia CF).
Logroñés - Valencia (Foto: Valencia CF).

El Valencia CF ha arrancado su nueva andadura en la Copa del Rey con más problemas de los esperados. Después de los dos últimos reveses encajados contra el Real Madrid y el RCD Mallorca, había mucho que perder y poco que ganar contra la UD Logroñés, pero los de Mestalla se pusieron el mono de trabajo en Las Gaunas para solventar el examen. El Logroñés-Valencia CF (0-1) no dejó sorpresas a pesar del sufrimiento.

Albert Celades formó un once con muchos cambios que dibujó un 4-3-3 formado por Jaume Domènech; Thierry, Diakhaby, Mangala, Jaume Costa; Soler, Parejo, Kangin Lee; Ferran, Esquerdo y Maxi Gómez. El surcoreano jugó con mucha libertad, actuando como un mediocentro más pero también acercándose a Maxi Gómez.

El Valencia CF saltó al césped concentrado y con actitud muy seria. Presionó arriba y jugó con calma. No tardó en generar peligro. Nada más arrancar el partido Maxi Gómez mandó el balón al fondo de la portería, pero el gol no subió al marcador porque se señaló un fuera de juego muy justo.

A la segunda no perdonó y en el minuto 15 cabeceó con autoridad un buen centro de Ferran Torres para hacer el 0-1. Un premio justo para lo visto sobre el césped hasta ese momento.

Sin embargo, poco a poco los de Albert Celades fueron cediendo terreno al rival y acabaron la primera mitad llevándose algún susto más de lo esperado. Sobre todo un remate que Mangala hizo contra su propia puntería y se estrelló contra el larguero.

El paso por vestuarios no cambió el guión del partido. El Valencia CF comenzó la segunda parte con muchas dudas en defensa, concediendo demasiadas facilidades al ataque local. Los de Mestalla sufrían especialmente por banda derecha, donde Ñoño ponía en apuros a Thierry Correia.

Celades blinda el equipo

Diakhaby en el Logroñés - Valencia (Foto: Valencia CF).
Diakhaby en el Logroñés - Valencia (Foto: Valencia CF).

Como consecuencia de las inseguridades defensivas, Albert Celades decidió blindar el equipo. Retiró a Kangin Lee y dio entrada a Francis Coquelin. Tras ese cambio, Carlos Soler pasó a la izquierda, mientras que Vicente Esquerdo centró su posición para actuar más cerca del doble pivote.

Esto mejoró la consistencia del Valencia CF, que acabó el partido más entero. Incluso pudo aumentar la ventaja en el marcador en varias ocasiones. Las más claras fueron un mano a mano que Ferran Torres no pudo concretar y una jugada de Kevin Gameiro que se estrelló contra el palo.

En definitiva, el Valencia CF cumplió con lo esperado y se ha ganado el pase a octavos de final de la Copa del Rey, aunque sufriendo más de lo que se podía esperar.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *