Notificaciones

Final de Champions 22 años después, entre el orgullo y el dolor persistente y presente

Tal día como hoy hace 22 años el Valencia CF disputó su primera final de la UEFA Champions League en París, cayendo derrotado frente al Real Madrid por 3-0. Fue un varapalo durísimo que, sin embargo, hoy se echa de menos y se le da valor por la situación presente del club y porque, dos décadas después, la afición y la entidad son conscientes de que, pese a perder, aquello tuvo mucho mérito. 

La final de Champions de París Real Madrid-Valencia cumple 22 años, la primera de las dos que disputó el conjunto de Mestalla. Sin duda, una fecha que llena de orgullo al valencianismo pero también de dolor. No en vano, es una de las noches más tristes de la historia de la entidad, todo y que está enmarcada en una época gloriosa para el Valencia CF. y que el camino fue maravilloso. No en vano, hasta esa cita nunca un debutante había llegado en su primer año a la final. El Valencia CF lo logró firmando una página para la historia que sólo se empañó en la final.

Final de Champions Real Madrid - Valencia año 2000
Final de Champions Real Madrid - Valencia año 2000

Lejos quedan hoy en día aquellos laureles después de tres temporadas consecutivas en las que el equipo no sólo se ha quedado fuera de la Champions, sino de todas las competiciones europeas.

La primera final española, el Valencia era favorito

La primera final española de la historia en la Champions League se disputó en París, el 24 de mayo 2000, en el imponente Saint-Denis. Aquel Valencia que hizo historia con Santi Cañizares, el liderazgo de Gaizka Mendieta y las zurdas de oro del Kily González y 'Piojo' López llegó agotado a la final y le pasó un rodillo por encima. La superioridad madridista fue incontestable.

A partir de ahí han sido veintidós años de lamentos para el valencianismo con la máxima competición continental para un club que, al año siguiente repetiría, y aún lloraría más al caer en los penaltis contra el Bayern.

Angulo en la final de la Champions de París
Angulo en la final de la Champions de París

Una final de Champions sin historia, por desgracia

Lo cierto es que la final de la Champions de París  no tuvo historia. El Valencia pagó cara su inexperiencia y el bajo estado de forma de algunos de sus jugadores más importantes. El Real Madrid se impuso al Valencia, que realizó un encuentro pésimo, por 3-0.  En el primer gol, que llegó a seis minutos del descanso. Míchel Salgado centró como pudo hacia el otro lado de la portería donde se encontró con la cabeza de Fernando Morientes que batió a Santiago Cañizares.

El Valencia buscó el empate a través de las botas de Gaizka Mendieta, pero el Madrid estaba bien ubicado en el campo y siempre daba la sensación de lograr el segundo. Cañizares le negó el gol a Raúl González a la hora de partido, pero no fue más que un respiro. Cuatro minutos más tarde Steve McManaman hizo el 2-0. El inglés, que estuvo soberbio en el centro del campo, remató un rechace al borde del área y la introdujo ajustada al palo.

Siete minutos más tarde Raúl sacó definitivamente al Valencia del partido. El punta blanco recibió un pase de Sávio y recorrió 60 metros con el balón en los pies antes de sortear la salida del portero y poner el 3-0 definitivo en el marcador.

1 comentario

  1. Guille Xàtiva

    No hace mucho revisé el partido, ya que en la TV en abierto madridista lo echan muchas veces. La verdad es que la 1a parte no hubo tanta desigualdad, pero si que es verdad que cuando atacaban los merengues( ese día uniforme color negro) parecía que defendían con temor, sin la garra y contundencia que solían tener, y esa es la diferencia, el Real Madrid no titubea, sin hacer nada del otro mundo atacó no demasiado pero con contundencia, y defendió con orden y convencimiento. Fue una pena, porque mis mayores ilusiones futbolísticamente hablando eran ver ganar un mundial a España, y eso aunque parecía imposible ya se ha cumplido, y ver a mi Valencia c.f. levantar una orejona, tocada con la yema de los dedos, pero a día de hoy a años-luz de ser real, gracias a unos dueños cuyas ambiciones y objetivos son otros...

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando