Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera Division RFEF
Selector partidos Copa del rey
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1

El acordeón de Pacheta

Es innegable afirmar que el Real Valladolid de José Rojo, Pacheta, está creciendo. Los pucelanos ofrecen mejores resultados y muchas mejores sensaciones y credenciales que en semanas atrás. En el último mes, el equipo ha cambiado. Está más hecho y más formado. Hace sólo unas semanas era inviable pensar que los pucelanos iban a conseguir realizar el partido que firmaron ante la Unión Deportiva Ibiza.

En cuestión de creación de juego y ocasiones, la undécima jornada de LaLiga SmartBank mostró la mejor versión blanquivioleta, aquélla que aún no está afinada al 100%. Obviamente, sigue existiendo margen de mejora de un equipo que se sabe estirar muy bien, pero que no es fuerte a la hora de recogerse y cerrarse. Van once jornadas y el equipo de Pacheta sigue sufriendo mucho en las transiciones defensivas.

El equipo se estira y se abre con el balón, pero no termina de cerrase ni encogerse como debe tras la pérdida. A nivel de juego y haciendo el símil, Pacheta quiere que su Real Valladolid sea un acordeón. Con balón lo quiere abierto y dispuesto para combinar, tener diferentes opciones y ser vertical. Después, tras la pérdida, se quiere cerrar para defender y es ese movimiento el que el equipo aún no tiene dominado.

Idea y modelo

El Real Valladolid se abre pero no se cierra y, claro, los equipos rivales hacen mucho daño en esos movimientos que, como en el gol de Cristian Herrera, son pases interiores. Ahí, los pucelanos sufren mucho y crecen poco. La evolución es muy lenta y el equipo está siendo condenado por ello porque en parte Pacheta lleva razón.

El Real Valladolid, independientemente del resultado, ha conseguido que su idea se vea en el terreno de juego. Pese a que la ventaja era mínima, el equipo no se cerró y creyó que la mejor idea para cerrar el encuentro era seguir exponiendo con el equipo abierto. Pese a ser consciente de los problemas para las transiciones, el Pucela propuso y quiso ganar con su idea, aquélla que se está asentando y que le llevó a su mejor partido de la temporada pero, también, a perder dos merecidos puntos. El acordeón aún no está afinado al 100% y se nota.

Pacheta, en un entrenamiento reciente del equipo en los Campos Anexos (Foto: Real Valladolid).
Pacheta, en un entrenamiento reciente del equipo en los Campos Anexos (Foto: Real Valladolid).
Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando