Noticias Real Valladolid | Temporada 2015/2016 Kepa Arrizabalaga
Secciones

Llegó, cumplió y regresó al Athletic Club

Un contenido de:
Ángel Velasco B.

Lunes, 06 de junio de 2016. 19:12

Reportar vídeo

A nivel individual, Kepa Arrizabalaga ha cumplido el objetivo por el que llegó al Real Valladolid. El joven portero vasco del Athletic Club he cumplido una temporada de formación en el Nuevo Estadio José Zorrilla que le ha valido para seguir creciendo como jugador y vivir un trago amargo. La carrera de un profesional tiene momentos duros y el de Ondarroa ha vivido el primero de su carrera de blanquivioleta.

 

Un fijo

No ha sido una temporada fácil para él. Como para ninguno de sus compañeros. Los resultados han marcado una campaña muy activa para el joven vasco. Ha sido un fijo para los tres entrenadores que ha tenido. Inicialmente, Gaizka Garitano no dudó en apostar por él por encima de Diego Mariño, portero que era activo del club y que tenía vinculación con la entidad. Pese a las diferencias del contrario, nadie puso en duda la decisión del entrenador de Derio. Kepa llegaba al Real Valladolid para jugar, como así ha hecho.
Ha disputado un total de 40 partidos, 39 de liga y uno de Copa del Rey. En muchos momentos ha sido, además de fijo, protagonista. Comenzó la temporada con un nivel de forma brillante. Realizaba encuentros de gran envergadura, como el firmado en El Alcoraz ante la Sociedad Deportiva Huesca. Aquella tarde realizó 11 paradas y salvó un punto para el proyecto del exentrenador de la Sociedad Deportiva Éibar. El Pucela tenía portero, aunque éste se tuviera que perder diferentes encuentros por sus compromisos con la selección sub-21 de España.
Ya sin Gaizka Garitano en el banquillo, Miguel Ángel Portugal, primero, y Alberto López, después, dieron ciegamente la portería al vasco. José Manuel Santisteban trabajaba con el portero y confiaba en él. Pese al buen trabajo de Bruno Varela en el día a día, Kepa estaba muy por encima del portugués en rendimiento, calidad y consideración. Pese a que en este Real Valladolid 2015/2016 se ha puesto en duda todo, el puesto del vasco nunca ha temblado. Tenía la portería asegurada. Era uno de los grandes seguros pucelanos y uno de los pocos que ofrecía calidad en su juego.

Pucela, con él

Esa calidad en el juego y en el rendimiento de Kepa Arrizabalaga le ha hecho estar muy valorado por el entorno vallisoletano. Se ha visto muchas muestras de cariño pero la versión más llamativa se dio cuando la afición blanquivioleta le apoyó en el peor momento de la temporada del portero. El 27 de marzo, antes del ridículo blanquivioleta (4-1) en Anduva, los seguidores desplazados hasta Miranda de Ebro corearon el nombre del jugador. Todo, tras el varapalo que significó para el jugador el partido que disputó en El Plantío de Burgos con la selección sub-21.
Su actuación le dejó muy tocado y la afición lo sabía. Estuvieron con él aquel día. Ese gran apoyo no sirvió en lo que a resultados se refiere. El equipo perdió y desde entonces nunca más se vio a ese Kepa del comienzo de temporada. La calidad diferencial del jugador en el comienzo no fue tal en el segundo tramo. Su rendimiento bajó y, pese a que nunca ofreció dudas ni fue cuestionado, se vio otro Kepa. Una versión más terrenal en los últimos meses de su breve etapa en el Real Valladolid, aquélla que él sabía que terminaba tras el último partido de esta campaña.
 
 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *