Notificaciones

El VAR 'roba' el sueño


Reportar vídeo

Tras lo vivido el pasado 16 de junio, con el ascenso del Real Valladolid, la pregunta era clara: ¿Cuándo nos daremos cuenta de que estamos, realmente, en Primera división? Algunos hablaban del debut, otros, incluso, del sorteo del calendario y, el resto, obviamente, se centraban en el estreno de la temporada en el Nuevo Estadio José Zorrilla.

La visita del Fútbol Club Barcelona era, con creces, la mejor forma de ver que el Club, la afición y la ciudad vuelven a ser, cuatro años después, de Primera división. Era una realidad pero, a la vez, el enésimo sueño del equipo de Sergio González. Aquel conjunto que creyó en el ascenso cuando nadie lo hizo y que se llevó el play off cuando nadie lo creía, soñaba, ahora, con ganar al Fútbol Club Barcelona. "¿Por qué no?", se preguntaban.

Este último sueño era muy bonito y no fue real por poco. El empate hubiera sido una brillante presentación en el Nuevo Estadio José Zorrilla pero una mala defensa en una acción lateral terminó por lastrar a un Real Valladolid muy descarado que alternó tramos de mejor o peor juego pero que siempre dejó la sensación de competir y saber qué necesitaba. Tanto como para conseguir un empate que sólo suprimió el VAR.

"A la espalda de los laterales"

Cuando un equipo como el culé llega al Nuevo Estadio José Zorrilla, el Real Valladolid sabe que va a tener mucha dificultad para hacerse con el balón. Sergio ya lo anunció en la previa. El entrenador catalán sabía que era difícil poder robarle la posesión a los de Ernesto Valverde y buscaba otras alternativas.

"La espalda de los laterales es una buena opción para lanzar una ofensiva", aseguraba el míster pucelano en la previa y, en ello, trabajaba el Real Valladolid en su idea y, sobre todo, en los primeros minutos. El Fútbol Club Barcelona tenía la posesión pero el Pucela los espacios. Era una división de alternativas en la que ambos parecían sentirse cómodos.

En sus cualidades y oportunidades, culés y pucelanos tenían sus opciones con la salvedad de que los minutos sentaban mejor a los visitantes que a los locales. El desgaste defensivo del Real Valladolid se notaba con el paso de los minutos y Leso Messi, Ousmane Dembelé y Luis Suárez, entre otros, comenzaban a vivir sobre el área de Jordi Masip.

El conjunto culé generaba y  acercamientos para adelantase en el marcador pero el Pucela conseguía ir alargando ese posibel gol. El tiempo pasaba y el Real Valladolid conseguía solventar la situación. O mantenía al equipo culé lejos de la zona de remate o las acciones de finalización del conjunto barcelonés eran despejadas por Jordi Masip.

Once inicial del Real Valladolid ante el FC Barcelona (Foto: LaLiga Santander).
Once inicial del Real Valladolid ante el FC Barcelona (Foto: LaLiga Santander).

Pese al paso por vestuarios la idea era la misma, aunque tristemente el resultado se mantuvo apenas sólo unos minutos. Un fallo en la marca del Real Valladolid en el área dejó una buena oportunidad a Ousmane Demebelé que el francés no desaprovechó. El Fútbol Club Barcelona se adelantaba en el marcador y, curiosamente, valía para que los pucelanos vivieran sus mejores minutos del partido.

Un descarado Pucela

Tocado el orgullo, el Real Valladolid mostró descaro y Sergio González supo tocar diferentes claves en el esquema para que el Pucela comenzara a ser una amenaza para André Ter Stegen. Adelantando líneas, acumulando jugadores en zona ofensiva y dando frescura al centro del campo, los instantes tras el gol visitante ofrecieron una buena versión del equipo pucelano.

Enes Ünal, Toni Villa, Óscar Plano, Kiko Olivas y, sobre todo, Keko Gontán firmaban grandes oportunidades para firmar el empate pero la falta de acierto lastraba a un Real Valladolid que confirma la mucha madera que tiene en sus filas al llegar, incluso, a empatar el partido. Keko Gontán, en el tiempo de descuento, anotaba el empate pero el VAR anuló dicha acción por un ajustado fuera de juego.

Con el regusto agridulce de ese sueño 'robado' por el videoarbitraje, la lectura del duelo es positiva. Muy positiva. La fiabilidad defensiva sigue creciendo y las variantes ofensivas, también. Con todo ello y la evolución de esta versión descarada del Real Valladolid, el Pucela podrá pelear por su objetivo y gritará que, ante el FC Barcelona en agosto ya lo demostró y que, por unos segundos, lo tuvo.

1 comentario

  1. charly

    un sobresaliente real valladolid ante los señoritos del barcelona con muchos millones de presupuesto ,se les a tratado de tu a tu la defensa del pucela muy bien el cesped lo esperado,tenemos que estar tranquilos hay equipo ,elVAR lo esperado,el arbitro no vio las manos del barsa.Pique en su linea de metepatas,dando la nota como siempre y Bein Sport riendole las gracias. SIEMPRE PUCELA.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando