Crónica Celta de Vigo vs Real Valladolid | Jornada 5, LaLIga Santander 2018/2019
Secciones

Merecido premio en Vigo

Un contenido de:
Ángel Velasco B.

Sábado, 22 de septiembre de 2018. 18:15

Reportar vídeo

Duelo de contrastes entre el Real Club Celta de Vigo y el Real Valladolid. El tercer equipo más goleador de LaLiga Santander, y el tercer clasificado, recibía en el Estadio de Balaídos al único conjunto español que no había conseguido ver puerta. Puestos que, 97 minutos de juego después, no se evidenciaron. Antes del juego, el partido estaba marcado por la necesidad pucelana de anotar el primer gol de la temporada y, con él, obviamente, el planteamiento de Sergio González.

Pese a abogar siempre por pocos cambios en la formación inicial, el míster pucelano realizó, en esta ocasión, hasta tres sustituciones en relación al once titular ante el Deportivo Alavés. Míchel Herrero, Duje Cop y Rubén Alcaraz saltaban al once titular para, cambiando el sistema, buscar equilibrio en todas las jugadas.

Sergio y Diego Ribera querían dar un paso al frente, buscar el primer gol y celebrar la primera victoria. Muchos deberes entre los que no faltaba la seguridad defensiva. La base de toda la propuesta pucelana obligaba a no romper la manta. La ambición ofensiva no podía potenciar posibles carencias defensivas de un equipo con poca experiencia en la categoría.

Ocho tortuosos minutos

Esta sensación fue clara y quedó muy patente en los primeros minutos del partido en Vigo. Que a los ocho minutos el Pucela ya fuera perdiendo por dos tantos de diferencia señalaba, individualmente y colectivamente, a todo el equipo. Fernando Calero en el primer gol, Javi Moyano en el segundo... La organización defensiva blanquivioleta hacía aguas pero el Pucela debía mostrar personalidad y poso.

Ante un inicio de partido tan negativo como éste y contra un rival como el de Mohamed, el Real Valladolid se veía señalado y, en su respuesta, estaba parte del éxito. Para el partido y para la temporada. Al brillante inicio vigués le continuó media hora de enorme asentamiento y pausa visitante. Poco a poco y paulatinamente, el Pucela se hizo con el balón, el partido y las ocasiones.

Los jugadores del Real Valladolid celebran el gol de Óscar Plano (Foto: LaLiga Santander).
Los jugadores del Real Valladolid celebran el gol de Óscar Plano (Foto: LaLiga Santander).

La realidad pucelana es, ahora, tan dura y exigente que lo que a un rival le cuesta tres minutos, a él le cuesta 30. La media hora de crecimiento del equipo de Sergio González se consumó con el gol de Óscar Plano pero antes ya pudo certificarse con los acercamientos de Keko Gontán y, sobre todo, con el disparo al palo de Rubén Alcaraz.

Costó mucho ese primer gol, en la temporada y en el partido, pero el brillante remate del '10' abría un nuevo partido, un duelo al que le quedaban sólo cinco minutos hasta el descanso, tiempo que el Pucela leyó muy mal, como posiblemente hizo también en los primeros ochos minutos de partido.

Un Real Valladolid abierto, largo y sin equilibrio se convierte en vulnerable. Una versión conjuntada, unida y consciente de su realidad es, por su parte, un rival muy peligroso. Potenciar esa segunda opción era el objetivo y el camino para sumar en su visita a Vigo. El patrón para la segunda parte estaba claro y el Pucela no lo perdió. Lo mantuvo hasta el minuto 94, hasta que encontró premio.

Todos contra Aspas

Bajo ese camino comenzaba la segunda parte del duelo en Balaídos. El Pucela tenía el balón y la sensación de peligro pero el Celta de Vigo a Iago Aspas. El dominio pucelano continuó en el partido pero un error en la transición del Pucela ofreció una oportunidad a la estrella celeste que éste no quiso desaprovechar.

El doblete del '10' parecía cerrar el partido pero el Pucela no se iba a dar por vencido. Quería más y pelearía por más. Así, y ya con Enes Ünal en el terreno de juego, el delantero turco reducía distancias. La sensación de que el Pucela estaba vivo se confirmaba en el marcador y lo hacía para los últimos 25 minutos.

El premio al fútbol del Real Valladolid llevó la firma de Leo Suárez en un duelo marcado por la nefasta actuación de Prieto Iglesias

Para esa casi media hora de juego final, los pucelanos se guardaban un cambio, toda la fuerza y energía que podían y una buena dosis de fútbol. Con estos ingredientes, al Pucela sólo le faltó un poco más de tiempo para, sinceramente, llevarse la victoria. Con 10 o 12 minutos más, la mochila pucelana no se hubiera marchado de Balaídos con un sólo punto y sí con una merecida victoria.

Constante crecimiento

La imagen pucelana vuelve a ser positiva e ilusionante. Aún con el duro inicio del partido, el equipo de Sergio fue mejor que el Real Club Celta de Vigo y generó más peligro, más ocasiones y más sensaciones. Los merecimientos eran pucelanos pero el marcador, vigués hasta que el último cambio blanquivioleta premió el trabajo y el juego pucelano en el mismo momento en el que Ibái Gómez, hace sólo una semana, sembró las primeras dudas de la temporada.

En el tiempo de añadido, una brillante combinación de Nacho Martínez y Óscar Plano en el perfil izquierdo era remachada por Leo Suárez en el segundo palo. El premio al trabajo, al fútbol y a la creencia del Real Valladolid llevaba la firma del extremo argentino en un duelo marcado, pese el empate final, por la nefasta actuación del colegiado Navarro Prieto Iglesias.

Ficha técnica

Alineaciones

: Sergio Álvarez; Roncaglia, Araujo, David Costas, Juncà (Júnior Alonso, 58'); Okay Yokuslu, Lobotka, Brais Méndez (Fran Beltrá, 82'), Boufal (Pione Sisto, 68'), Iago Aspas y Maxi Gómez.

: Masip; Moyano (Leo Suárez, 90'), Kiko Olivas, Calero, Nacho; Borja Fernández (Enes Unal, 56'), Míchel, Alcaraz, Keko (Toni Villa, 52'), Óscar Plano y Duje Cop.

Árbitro

Principal: Prieto Iglesias. VAR: Undiano Mallenco

Tarjetas

Tarjetas amarillas para Roncaglia (42') y Juncá (48'), por parte local; y Rubén Alcaraz (20') y Duje Cop (24'), en el bando visitante.

1 comentario

  1. charly

    Un R. Valladolid con juego con esquema y con corazon, un Celta con suerte ,y un arbitro desastroso y cobarde que siempre satisfacen a los de casa sin merecerlo y un var en el que solo se sientas a mirar la pantalla como si fueran dibujos animados,perjudicando claramente al Real Valladolid en tres jugadas puntuales, Undiano te as lucido y nos hemos llevado un punto a pesar del arbitraje.Hay que ser mas serios y rigurosos. SIEMPRE PUCELA.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?