Trabajado punto

Sábado, 13 de Octubre de 2018. 20:17
Waldo Rubio intenta hacerse con un balón en Las Pistas del Helmántico (Foto: Salamanca24horas).
Waldo Rubio intenta hacerse con un balón en Las Pistas del Helmántico (Foto: Salamanca24horas).

Nuevo empate para el Real Valladolid Promesas. Los blanquivioleta no estuvieron cómodos en muchas fases del partido ante el Unionistas CF, pero, sin apenas opciones en ataque, trabajaron a destajo para firmar una igualada que les permite seguir sumando.

Tras unos minutos de tanteo, el conjunto local se hacía con el dominio del esférico ante un filial apurado que se quitaba el balón de encima en cuanto podía. Diego Hernández tenía la primera opción clara para los suyos, pero el delantero, solo ante Samu Pérez, se dejaba ganar la partida por Mario Robles, que se adelantaba a su rival y apagaba el fuego. Sin embargo, era el equipo pucelano el que golpeaba primero. En la primera jugada en la que mantenía la posesión de la pelota obtenía premio con un zurdazo raso de Roberto Corral desde fuera del área que sorprendía al meta Carlos Molina.

El gol no variaba el panorama. Los de Roberto Aguirre lo seguían intentando y no tardaban en encontrar la réplica. Un centro perfecto de Juan Francisco Góngora desde la izquierda era rematado de cabeza por Carlos de la Nava ante la pasividad de la defensa vallisoletana. Era el empate y eso espoleaba aún más a los charros, que, poco después, rozaban la remontada exprés en un tiro de un Jorge Hernández, quien suponía un verdadero incordio para sus rivales durante la primera mitad.

El conjunto salmantino embotellaba a los pupilos de Miguel Rivera, que seguía el encuentro desde la grada al estar sancionado, con el preparador físico Javi González como encargado de transmitir las instrucciones a los jugadores. No obstante, los blanquinegros sufrían un revés por la lesión de su nueve, Diego, justo antes del término de los primeros 45 minutos.

El juego decrece

En el descanso, el entrenador visitante cambiaba el ataque de su equipo. Un desaparecido 'Kuki' Zalazar dejaba su puesto a Dani Pedrosa, pero el Promesas seguía sin dar señales de vida en ataque. De hecho, volvía a ser De la Nava el que avisaba para los salmantinos.

Según avanzaba la segunda parte, el duelo caía por momentos. Al Real Valladolid B, a pesar de introducir más madera con la entrada de Esmiraldo Sá Silva 'Jardel', le costaba un mundo llegar a la meta rival y el Unionistas lo intentaba, pero se empezaba a mostrar demasiado impreciso.

Un error defensivo a poco más de 10 minutos para el final estaba a punto de dar al traste con el trabajo pucelano. Isaac Manjón dejaba atrás a Raul Navarro, pero no estaba acertado frente a Samu Pérez, enviando el balón al lateral de la red. El mismo protagonista mandaba alto por poco una volea a la media vuelta desde la frontal. Eran los últimos coletazos de los blanquinegros, que no agotaban los cambios aunque no terminaran de encontrar el camino del gol. Un colosal Abel Pascual se multiplicaba una y otra vez en la zaga blanquivioleta para evitarlo.

Sin embargo, el Promesas no había dicho su última palabra. Un disparo peligroso de Kike Pérez desde la frontal ponía la zozobra en la grada y obligaba a intervenir a Molina. Pero, con los dos contendientes agotados, el marcador ya no se movería y terminaría dando un punto más a cada uno para asentarse en el centro de la clasificación.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *