Crónica SD Eibar vs Real Valladolid | Jornada 28, 2018/2019
Secciones
La Liga
Eibar
Orellana (54')
1-2
Live
Jornada 28
17 de marzo de 2019
12:00
Real Valladolid
Verde (90')
Guardiola (93')

Del infierno al cielo en tres minutos para creer

Un contenido de:
Víctor Garrido

Domingo, 17 de marzo de 2019. 14:06
Guardiola se estrena con el Pucela.
Guardiola se estrena con el Pucela.

Un instante separó al Pucela del cielo y del infierno. Los de Sergio González volvieron acogerse a su solidez defensiva para firmar un buen partido en Ipurúa, aunque la falta de acierto y la única concesión atrás parecían presagiar la enésima derrota. Pero en el descuento, sin embargo, Daniele Verde, en el minuto 90, puso fin a la maldición de los penaltis y Sergi Guardiola, en el 93,firmó su primer tanto con el Real Valladolid para imponerse 1-2 y sumar algo más que tres puntos en poco menos de tres minutos.

Hace ya unos años, un sabio que a la postre ha demostrado un acierto sobrenatural, enunció la famosa Ley de Murphy, una teoría que se resume a grandes rasgos en que "si algo malo puede pasar, pasará". Y el caso del Real Valladolid en las últimas semanas parece dictaminado por la idea del estadounidense: el partido contra el Real Madrid, las lesiones de las últimas semanas... todo en contra para lograr una permanencia que ya empieza a contar sus jornadas por finales, y cuya primera parada ha tenido lugar en Ipurúa, escenario idóneo para acabar con todo tipo de supersticiones.... y maldiciones.

Satisfecho con lo visto ante el Real Madrid, Sergio González optó por repetir sistema y el único cambio fue la entrada de Javi Moyano en detrimento de Antoñito Regal. Ante un conjunto acostumbrado a centrar mucho desde los costados, la presencia del capitán era prácticamente obligada para achicar por alto, además de la presencia de tres jugadores en el centro del campo para solidarizarse con la zaga y no dejar huecos a la SD Eibar de José Luis Mendilíbar. Y la puesta en práctica del planteamiento no distó mucho de la teoría.

Ejercicio de solidez necesario

Al Pucela, en su primer partido en Ipurúa en Primera División, le tocó ceder el protagonismo a los locales en los compases iniciales del encuentro. Los pupilos de José Luis Mendilíbar obligaron a replegarse a los blanquivioleta, quienes se mantuvieron firmes, juntos y sólidos hasta que Rubén Alcaraz se hizo con la pelota. De la mano del centrocampista catalán, los vallisoletanos consiguieron liberarse de la presión y a jugar en campo contrario.

Aunque a los de Sergio González no les duraba mucho la bola, sí que fueron capaces de hacer valer su verticalidad para protagonizar las primeras ocasiones. Un disparo mordido de Keko Gontán desde la frontal del área rompió la monotonía en el minuto diez de partido. El de Brunete no estuvo acertado, pero Sergi Guardiola, al rato, sí. El punta blanquivioleta definió a la perfección en el mano a mano contra Dimitrovic, pero la acción fue bien anulada por fuera de juego. Al de Jumilla, desesperado tras su tercer "tanto" de la temporada, solo le falta que sus goles suban al marcador.

Porque, todo sea dicho, la aportación de Sergi Guardiola al Real Valladolid queda patente en todos los partidos desde su llegada a Zorrilla y no tardó en demostrarlo en el estadio armero. Además de su presencial en zonas de remate, el delantero es capaz de marcar las diferencias y generar peligro donde no existe. Y precisamente, de sus botas nació la tercera ocasión de los vallisoletanos. El murciano se impuso a Ramis por alto y cedió para un Anuar Tuhami que llegaba en segunda línea y que estrelló su disparo en la zaga vasca.

Sin buen juego pero jugando de forma práctica, el Pucela había mandado tres avisos a una SD Eibar que respondió abriendo mucho el campo y obligando a los visitantes a estirarse para tapar sendos costado. El ex blanquivioleta Rubén Peña comenzó a prodigarse por banda derecha y se apoyó en un omnipresente Fabián Orellana para poner en jaque a una defensa visitante que se mantuvo firme y solvente por alto. Entre envite y envite, no obstante, a Joan Jordán le cayó un balón en el balcón del área y su zurdazo estuvo a centímetros de abrir la lata. Fue el único resquicio claro que encontraron los vascos ante una buena prueba de solidez defensiva demostrada por los vallisoletanos, quienes apenas concedieron en toda la primera parte.

Ambos equipos comenzaron a subir la intensidad y la velocidad de juego, aunque las ocasiones no se sucedieron para ningún bando. Mientras que los armeros no habían aprovechado su mejor oportunidad de romper la igualada, al Real Valladolid, amén del gol bien anulado, le llegó de la mano de Óscar Plano cuando se cumplía la media hora de juego. Aunque remató muy forzado, el madrileño no acertó ante la salida de Dimitrovic, mandando al limbo la enésima ocasión castellana. Así, después de sendas advertencias de unos y otros, la recta final de la primera mitad transcurrió sin nada que reseñar y los dos equipos se retiraron a vestuarios con el empate inicial en el marcador.

El Pucela toca fondo

El parón, sin embargo, no le sentó bien al Real Valladolid. La SD Eibar saltó al terreno de juego con más ambición e intensidad que los blanquivioleta y el premio no tardó en llegar para ellos. Apenas habían transcurrido ocho minutos cuando Charles lograba peinar un centro medido de Cote para que Fabián Orellana, a placer, acabase de un plumazo con el buen trabajo realizado en los 50 minutos previos (1-0).

Al Real Valladolid se le habían trastocado los planes iniciales y Sergio González se veía abocado a encontrar soluciones en el banquillo, algo nada sencillo, visto lo visto en las últimas jornadas. El técnico catalán retiró a un desaparecido Míchel Herrero y a Keko Gontán para dar entrada a Enes Ünal y a Daniele Verde, respectivamente. La nueva apuesta parecía clara: las opciones pasaban por el fútbol directo y a los vallisoletanos les tocaba mandar para no hundirse de nuevo.

De hecho, el delantero turco, por decir algo, tuvo en sus botas dos ocasiones muy claras nada más pisar el césped de Ipurúa. Ni con su pierna izquierda acertó a rematar limpiamente un centro desde la banda izquierda, ni con un testarazo a bocajarro puso la guinda a una jugada magistral de Sergi Guardiola; porque lo cierto es que los dos puntas que tenía Sergio González en el campo parecen una antítesis en sí misma: mientras que Enes Ünal continúa demostrando que no tiene nivel para Primera División, el atacante jumillano no desiste en su intento de cambiarle la cara al gol blanquivioleta. Aun así, y como reza el dicho: "La fe mueve montañas", y el cuadro castellano no parece falto de motivos para creer.

Del infierno al cielo en tres minutos

La SD Eibar, equipo al que no le falta oficio, sufrió durante unos minutos con el fútbol directo del Real Valladolid, pero en la recta final logró llevarse el partido a su terreno. El ritmo del partido se detuvo y lo que parecía que iba a ser una victoria controlada para los eibarreses, acabó desembocando en una locura que rescató al Pucela del barro y del infierno.

En el minuto 90, un claro penalti sobre Óscar Plano, cuya única duda radicaba en si el madrileño estaba en fuera de juego o no, supuso el empate blanquivioleta (1-1) y el fin de la maldición de los once metros en las botas Daniele Verde. El napolitano, en la sexta pena máxima del curso, acabó con la psicosis y rescató un punto que dos minutos después iba a triplicar su valor. La zaga armera, aún perpleja por lo que había sucedido, no detuvo a tiempo la cabalgada de Sergi Guardiola, quien superó con mucha clase la salida de Dimitrovic para desatar la locura en las filas pucelanas y llevarse a Zorrilla algo más que tres puntos (1-2) en poco menos de tres minutos de fe que separaron al Pucela de caer al infierno a seguir tocando el cielo.

Ficha técnica

Alineaciones

Eibar: Dmitrovic; Peña, Ramis, Arbilla, Cote; Jordán, Diop, Orellana, Cucurella; Sergi Enrich y Charles (Escalante, 71').

Real Valladolid: Masip; Javi Moyano, Kiko Olivas, Calero, Nacho; Anuar, Míchel (Enes Ünal, 60'), Alcaraz, Keko (Verde, 65'), Óscar Plano y Guardiola.

Árbitro

Árbitro: Medié Jiménez. VAR: Prieto Iglesias

Tarjetas

Cote (50'), Anuar (67'), Alcaraz (74'), Orellana (89'), Dmitrovic (91'), Cardona (96').

Incidencias

Encuentro celebrado en Ipurua ante 4.508 espectadores.

2 comentarios

  1. CUCIO

    LO DE GUARDIOLA, BIEN RECONOCIDO Y VALORADO EN JUSTICIA. PERO NO PUEDE

    DEJÁRSELE SOLO.

    "LO" DE VERDE, AL MENOS YO, NO LO ENTIENDO. DEMUESTRA UNA Y OTRA Y OTRA

    VEZ SU "POTENCIAL" Y HASTA QUE SE LE SACA.......O SE LE DEJA EN LA CASETA.....

    .....SI HUBIERA OTROS.....¡ HAY QUIEN LO ENTIENDA ?.......YO NO.

  2. charly

    Hemos tocado el cielo demostrando que en futbol hasta el rabo todo es toro,dicho esto hay que seguír trabajando con humildad,y con pequeños matices ir mejorando,creo que hemos cogido la onda que no teniamos en otros partidos,ahora los seguidores tenemos que estar ahí los jugadores han demostrado que no estamos de comparsas en la categória,el gol de Guardiola no ha sido el éxtasis a sido como un orgasmo de larga duración.SIEMPRE PUCELA.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te avisamos de tus noticias favoritas

Suscríbete gratis y te llegarán las alertas con las noticias que más te interesan.

Elige lo que más te gusta: