Real Valladolid, Permanencia Primera División, 2018/2019
Secciones

Las claves de la temporada del Pucela

Un contenido de:
ElDesmarque

Miércoles, 22 de Mayo de 2019. 16:49
Los jugadores del Pucela celebran con los aficionados en Vallecas la permanencia en Primera (Foto: LaLiga).
Los jugadores del Pucela celebran con los aficionados en Vallecas la permanencia en Primera (Foto: LaLiga).

El Real Valladolid cerró una de las temporadas más complicadas y más sufridas, en la que se dudó y mucho de que el equipo pudiera lograr la permanencia, que fue el premio final que le permite seguir otro año luchando en Primera División.

Incluso Borja Fernández, que derramó lágrimas tras anunciar su despedida como jugador profesional, mostró su alegría por poder decir adiós a su trayectoria deportiva dejando a su club, al que seguirá vinculado desde otro ámbito, en la máxima categoría del fútbol nacional.

Con el VAR a vueltas

Ha sido una temporada que ha destacado por la capacidad de sufrimiento, de superación y de entrega de la plantilla, tras un año de lucha contra el VAR, las lesiones y fallos de concentración en los últimos minutos de los partidos.

Se ha calculado que el Pucela perdió hasta 15 puntos debido a las decisiones arbitrales y a la intervención del VAR, un sistema que ha sido cuestionado y que necesita madurar y mejorar si lo que se quiere es que realmente suponga un beneficio para el fútbol y no un perjuicio.

En cuántas ocasiones se le ha preguntado al técnico vallisoletano por el susodicho VAR. Es difícil recordar una rueda de prensa en la que no haya sido uno de los temas protagonistas, pero el técnico catalán siempre ha sabido mantener las formas y ha logrado que se pasara página jornada tras jornada.

Esa forma de actuar supone un ejemplo de cómo ha gestionado un grupo humano y profesional cuya unión ha sido determinante en la consecución de la permanencia, de cómo ha sabido transmitir la entrega y la capacidad de superación y, por encima de todo, la confianza y la fe en el juego del equipo.

Amuleto final

Pero también Sergio González echó mano de la superstición y vistió hasta el final el jersey de la suerte (blanco y gris), que sustituyó a su camisa azul de la pasada campaña para atraer toda la magia positiva posible en la recta final del año. Y parece que surtió efecto.

Nadie dijo que fuera a ser fácil mantenerse, pero la llegada de Ronaldo Nazário a la Presidencia del Club hizo que se crearan muchas expectativas, alimentadas por el propio astro brasileño, quien anunció su deseo de que el Real Valladolid jugara en Europa, antes de que la situación se empezara a torcer.

Pendientes del futuro

Este año ha sido su debut como líder de la entidad blanquivioleta y conseguida la permanencia, ya se ha empezado a trabajar en reforzar la plantilla y parece un hecho las llegadas del portero Iván 'Pichu' Cuéllar y del centrocampista Fede San Emeterio y la continuidad de Pablo Hervías, mientras que otras como la de Daniele Verde dejan más dudas, al igual que la de Fernando Calero, pretendido por otros clubes.

Lo que está claro es que volverá a ser el director deportivo Miguel Ángel Gómez, que ha sacado petróleo de los fichajes del Pucela con el presupuesto más bajo de LaLiga Santander, en coordinación con Sergio González, los encargados de buscar las mejores opciones para un Real Valladolid de Primera.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?