19.30: Hora H

Miércoles, 03 de Junio de 2020. 18:10

El Real Valladolid tiene un margen con la zona de descenso muy corta. Son sólo cuatro puntos y, con 11 jornadas para el final de la competición, cada punto puede ser determinante. Es por ello que los de Sergio González no tienen oportunidades que perder y no las tendrán ya desde el inicio de la competición este próximo 13 de junio. Los dos primeros encuentros de LaLiga Santander, ante el CD Leganés y el RC Celta de Vigo, tienen una importancia capital para las aspiraciones pucelanas.

Los duelos contra pepineros y gallegos son capitales para los pucelanos al ser encuentros ante equipos que, actualmente, están por debajo de la clasificación. Pese a ser la primera, la salida al Estadio de Butarque ya es determinante. Ganar al equipo de Javier Aguirre ya supondría una ventaja importante. Obtener la victoria en Leganés, además de llevar al equipo a reiniciar con un golpe de moral la competición, supondría dejar a los blanquiazules a nueve puntos más golaveraje.

Sería un golpe sobre la mesa, hecho que se podría ampliar en el duelo frente al equipo de Óscar García. El enfrentamiento ante los gallegos supone otro partido determinante. Sin opción casi para descansar, Sergio y los suyos se enfrentarán a otro de los rivales por la salvación. En 96 horas, el Real Valladolid vivirá dos encuentros capitales para sus intereses, pero, también, para la psicología del vestuario.

¡A la misma hora!

Comenzar ganando los dos encuentros sería firmar un alto porcentaje de la salvación. Puntuar en ambos reforzaría la mentalidad del equipo para prepararse de cara a la lucha final. Por el contrario, salir debilitado de estos dos primeros choques o, incluso, tocar zona de descenso tras el reinicio de la competición supondría un golpe importante para los de Sergio González.

El Real Valladolid, en los duelos de la pasada temporada ante el CD Leganés y el RC Celta (Foto: LaLiga).
El Real Valladolid, en los duelos de la pasada temporada ante el CD Leganés y el RC Celta (Foto: LaLiga).

Con todos estos condicionantes, el refuerzo o el castigo que suponen los primeros 180 minutos de competición son determinantes para el Pucela y ambos encuentros tendrán en común algo más que la exigencia, la necesidad de puntos y el peso para el objetivo final: la hora. Dos encuentros desde las 19.30 horas suponen los nuevos primeros pasos del equipo de Sergio para la salvación.

1 comentario

  1. charly

    El Estadio de Butarque sabemos que no se le ha dado bien al Real Valladolid en las últimas temporadas,pero creo que se romperá la racha y sacaremos algo positivo,partido sin público y sin frio,no es el mejór horario pero hay que afrontarlo,sobretodo con optimismo SIEMPRE PUCELA.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *