LaLiga Santander
Eibar
1-0, min. 21: Bigas
2-0, min. 28: inui
3-1, min. 90+2: De Blasis (p)
3-1
Live
Jornada 37
16 de julio de 2020
18:30
Real Valladolid
2-1, min. 72: Sergi Guardiola

Derrota sin historia

Jueves, 16 de Julio de 2020. 20:39

Con la salvación matemática en el bolsillo, Real Valladolid y Sociedad Deportiva Eibar se veían las caras en el Estadio de Ipurúa en un duelo marcado por la ausencia de tensión en ambos equipos. Sin exigencias clasificatorias ni de juego, pucelanos y armeros firmaron un partido que no será recordado por nada destacado, salvo por el estreno en LaLiga Santander de Samu Pérez y el recuerdo que tendrá, en memes y chistes, el gol de Takashi Inui.

La reacción blanquivioleta y de José Antonio Caro al segundo gol armero demuestra la poca tensión con la que se vivió este encuentro, el mismo que no ofrece grandes reflexiones ni nuevas conclusiones para los de Sergio González.

Con dos fracciones de juego en las que se creó buena sensación de peligro, el encuentro se decidió por errores pero, también, por la no sanción de otros. Dos acciones polémicas en el área de Yoel Rodríguez acompañarán el análisis de un duelo sin tensión, sin jugo, sin contexto ni conclusiones.

Yoel Rodríguez para el penalti lanzado por Sergi Guardiola (Foto: LaLiga).
Yoel Rodríguez para el penalti lanzado por Sergi Guardiola (Foto: LaLiga).

Bueno inicio, dos errores...

Sin competitivida ni grandes exigencias clasificatorias, el inicio del partido en Ipurúa fue tan nimio como blanquivioleta. Los de Sergio González tomaron el control y ofrecieron cierta verticalidad. Viviendo en campo contrario crecen las ocasiones y se disfruta de buenas sensaciones, las que tuvo el Real Valladolid en esos primeros 20 minutos que llevaron a seis saques de esquina.

Sin mordiente en el área pero no sin ocasiones claras de gol, el Pucela firmó un buen inicio que fue borrado, eliminado y zarandeado por dos errores en campo blanquivioleta que, obviamente, la Sociedad Deportiva Éibar aprovechó para dar un plus al partido.

La mala defensa en un saque de esquina, el primero de los de José Luis Mendilibar, y una mala cesión de Fede San Emeterio valieron dos goles que rompían el encuentro y que llevaban al Pucela a una pobre imagen. En otra fase de la temporada, la versión blanquivioleta sería preocupante pero con la salvación en el bolsillo, lo único alarmante y agobiante era la lesión de Kiko Olivas.

El '4', con problemas en su rodilla, abandonó el terreno de juego. Sin él, llegaba el segundo gol, pero tras su sustitución se terminó de desquebrajar la propuesta blanquivioleta, un equipo con un buen inicio pero roto durante 50 minutos, tiempo que transcurrió hasta que Yoel Rodríguez derribó a Enes Ünal en el área.

Con el penalti, el lanzamiento y rechace de Sergi Guardiola, el duelo abría una nueva ventana que no arrojaría mucho fútbol pero que dejó una versión blanquivioleta más compacta, más seria y más competitiva. Desde ella era viable conseguir sumar en Ipurúa porque los de Mendilibar comenzaban a mostrar signos de que el partido se les iba a hacer largo.

Bipolaridad blanquivioleta

Con la renta antes del descanso, los armeros querían ver pasar los minutos hasta llegar al pitido final de Soto Grado. Querían la victoria, obviamente, pero no iban a arriesgar por conseguirla o, al menos, eso parecían demostrar con su propuesta. Pese a poder alagar más las sustituciones y hacer un partido más 'real' al de la actualidad, el final del partido fue similar a los primeros 20 minutos.

El dominio era blanquivioleta, la sensación de peligro, visitante y los saques de esquina, pucelanos. Pese a esa sensación y superioridad, el encuentro llegó al final y el objetivo de los de Mendilibar se cumplió. Aprovechando los errores vallisoletanos y leyendo los tiempos del partido, la victoria fue local.

En un encuentro sin tensión, el aprovechamiento de los errores fue capital y ahí el Real Valladolid se movió peor que un rival que se encontró con un saque de esquina y un regalo en el área. Con las facilidades dadas, a las que se sumó un penalti en el tiempo de añadido, el Éibar no necesitó de excesiva tensión para ganar un partido ante un bipolar Pucela. Con todo, se olvidan tres puntos que no potencian la consecución del objetivo en los vascos ni, tampoco, nuevas conclusión en los pucelanos.

José Antonio Caro, tras el gol de Inui en el Eibar-Real Valladolid (Foto: LaLiga).
José Antonio Caro, tras el gol de Inui en el Eibar-Real Valladolid (Foto: LaLiga).
Ficha técnica

Alineaciones

Eibar: Yoel; Tejero, Oliveira (Burgos, m. 46), Bigas, Rafa Soares; Sergio Álvarez (Diop, m. 46), Inui (Charles, m. 65), Edu Expósito; Pedro León, De Blasis y Quique González.

Real Valladolid: Caro (Samuel, m. 65); Javi Moyano, Kiko Olivas (Antoñito, m. 33), Javi Sánchez, Nacho; Hervías (Víctor García, m. 61), San Emeterio, Matheus; Toni Villa (Sergi Guardiola, m. 46), Sandro y Enes Ünal.

Árbitro

Soto Grado.

Tarjetas

Soares (18'); Sergio Álvarez (24'); Burgos (68'); De Blasis (90'+4).

Incidencias

Partido disputado a puerta cerrada en Ipurua, correspondiente a la jornada 37 de LaLiga Santander.

1 comentario

  1. Alberto

    Almenos hemos visto los que se deben quedarse y decir adios a otros para sienpre

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *