¿Quién es, realmente, Roque Mesa Quevedo?

Martes, 06 de Octubre de 2020. 09:09
Roque Mesa, nuevo jugador del Real Valladolid para las tres próximas temporadas.
Roque Mesa, nuevo jugador del Real Valladolid para las tres próximas temporadas.

El Real Valladolid estaba detrás de un centrocampista de carácter ofensivo mucho tiempo. Sergio González había marcado esa necesidad desde hace semanas y Miguel Ángel Gómez ya lo sabía antes, incluso, de comenzar este mercado de fichajes. Pese al salto de Kike Pérez desde el filial, los blanquivioleta debían cerrar un jugador que inyectará calidad a la construcción y los pucelanos han cerrado la llegada de Roque Mesa Quevedo (Telde - Las Palmas -, 07/06/1989) para las tres próximas temporadas.

Tras un verano activo entre las dos partes y sabiendo que el blanquivioleta era un interés confesado hace más de un año, el acuerdo entre vallisoletanos y grancanario se ha cerrado en el último día del mercado pero no por ello supone ser una última opción. Ni para el jugador ni para el Club.

Real Valladolid y Roque Mesa entendían que lo suyo era una unión que se terminaría firmando. El interés blanquivioleta era alto y la predisposición del jugador, también. Así, y tras un mercado muy largo y "difícil", según Gómez, el jugador ya es blanquivioleta para dar un plus al equipo y confirmar ese paso al frente que se quiere dar desde el Estadio José Zorrilla.

Un perfil muy concreto

Con un jugador del perfil de Roque Mesa, el Real Valladolid gana en dominio de balón pero, también, en fuerza y experiencia. Con 136 partidos en LaLiga Santander, el nuevo blanquivioleta sabe a lo que se va a enfrentar en esta nueva etapa. Pese a llegar tras el descenso del Club Deportivo Leganés, el bagaje y la experiencia del grancanario es amplia y lo es antes, incluso, de que explotara de la mano de Paco Herrera en la UD Las Palmas.

Roque Mesa, en una rueda de prensa con el Sevilla FC en el año 2018. (FOTO: Kiko Hurtado)
Roque Mesa, en una rueda de prensa con el Sevilla FC en el año 2018. (FOTO: Kiko Hurtado)

Desde la temporada 2014/2015 en la que ascendió desde LaLiga SmartBank con el entrenador pacense, muchos radares se pusieron sobre el nuevo jugador blanquivioleta. El interés de muchos equipos se centro en un centrocampista de calidad y gran dominio del balón que debutaba en la élite del fútbol con 26 años.

A Roque Mesa le costó mucho llegar. Firmar por un filial de Segunda división B con 24 años no es fácil pero él aposto fuerte por volver a Las Palmas y esa decisión cambió su carrera. Desde entonces, dejó atrás el fútbol de Segunda B y se asentó en la élite. Llamado por la Premier y un jugoso contrato, el último fichaje del verano para el Real Valladolid llegó a sumar 49 partidos con el Sevilla FC en la temporada 2018/2019, hace sólo dos temporadas.

Siendo el quinto jugador de campo con más partidos disputados aquella temporada, el techo de Roque Mesa llegó. Pese a tener aún fútbol en sus botas, tal y como ha demostrado en su cesión en el Estadio de Butarque, lo vivido en su segunda campaña en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán no tiene parangón. No lo tiene en su carrera y no lo tenía en su ambición.

Paco Herrera y Quique Setién

Llegar a vivir aquello fue un sueño para un jugador que tuvo la suerte de toparse con Paco Herrera en el Estadio de Gran Canaria. El fútbol del exblanquivioleta casaba con el del nuevo pucelano. El pacense, que no miraba en exceso el DNI, como demostró en Zorrilla con Jose Arnaiz, confió en él pese a que un año antes había pasado sin pena ni gloria por el Atlético Baleares.

Con el experimentado entrenador, Roque explotó y, después, con Quique Setién, se confirmó para LaLiga Santander. Desde entonces, la carrera de Roque Mesa no ha cambiado en exceso. Ha bajado su nivel y su trascendencia, es cierto, pero el ritmo profesional y de élite ha seguido en un jugador que rinde en plenitud en aquellos rasgos en los que Herrera y Setién mejor se mueven.

Roque Mesa y Quique Setién, en la etapa de ambos en la UD Las Palmas.
Roque Mesa y Quique Setién, en la etapa de ambos en la UD Las Palmas.

Con control de balón y un equipo protagonista en la posesión, Roque Mesa es capital. Gracias a ello convenció a Paco Herrera, saltó al primer equipo de Las Palmas, ascendió a LaLiga Santander y ya toda su carrera cambió y se hizo pública.

Hasta entonces, el perfil de buen futbolista siempre le acompañó pero sin ese punto de confianza y protagonismo que tuvo con Herrera en 2014 y que, ahora, de blanquivioleta, espera recuperar para vivir los últimos grandes momentos de su carrera.

1 comentario

  1. charly

    Hablar de Roque Mesa es hablar de un buen pelotero,retiene bien el juego,contemporiza y conoce bien el terreno que pisa,si fisicamente está bien es un seguro en la organización del centro del campo y además es de los jugadores que mete la pierna, un fichaje acertado para el sistema del Real Valladolid.SIEMPRE PUCELA.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *