LaLiga Santander
Real Valladolid
0-2
Jornada 7
25 de octubre de 2020
14:00
Alavés
0-1, m. 55: Tomás Pina
0-2, m. 85: Borja Sainz

0-2: Inmolación pucelana para sentenciar a Sergio

Domingo, 25 de Octubre de 2020. 16:08

La visita del Deportivo Alavés al Estadio José Zorrilla para enfrentase al Real Valladolid era afrontada desde el equipo de Sergio González como el "punto de inflexión" que necesitaba el equipo para salir de la dura situación clasificatoria en la que estaba antes del duelo y que, tristemente, se ha aumentado tras él.

Una nueva inmolación del equipo y la mala gestión de Sergio González durante el encuentro dejan en una situación muy dura al equipo ya que ese mal momento no se centra sólo en la clasificación en LaLiga Santander. Va mucho más allá.

El Real Valladolid queda muy tocado tras el paso del equipo de Pablo Machín por Pucela. Tanto el grupo como el entrenador están señalados después de un duelo en el que la expulsión de Nacho Martínez marca la lectura pero no lo termina de definir porque en los siguientes 70 minutos el Real Valladolid no dio muestras de reacción ni respuesta. Ahí es dónde estaba la exigencia de Sergio y donde el entrenador no apareció.

Salvados... en dos ocasiones

Enrabietado, el Real Valladolid salía con ganas al partido. Los de Sergio González comenzaban el duelo con fuerza y con las líneas adelantadas. Querían obtener éxito de su propuesta. El plan de juego estaba claro pero todo cambió en el minuto 20 cuando Jawad El Yamiq calculaba mal las distancias y dejaba a Lucas Pérez solo en el área.

El gallego finalizaba pero con falta de Nacho Martínez Tras revisión con el VAR, el '22' era expulsado y el Real Valladolid dejaba de lado cualquier plan para vivir del directo y de la improvisación. Superando la primera opción de noqueo con el fallo del penalti del '7' vitoriano, los vascos se hicieron con el control del partido pero sin mucha claridad.

El Real Valladolid estaba debilitado pero se defendía como podía ante un rival al que le podía la presión. La celebración de Lucas Pérez del gol que, posteriormente anularía el VAR, mostraba la exigencia y presión a la que también está sometido el equipo de Pablo Machín. Sin nada que perder en el diluvio de Zorrilla, los pucelanos debían jugar con la angustia de un Deportivo Alavés al que le caía como una losa cada minuto que pasaba con el empate en el marcador.

El Real Valladolid necesitaba oler el miedo que dejaba el rival para adelantar metros, vivir en campo rival y consumar esas dudas que innegablemente ofrecían los visitantes. Exigidos como nunca, todo lo que no fuera una victoria debilitarían mucho a los de Machín y ésta era la principal baza que debían jugar los pucelanos en los segundos 45 minutos.

Munuera Montero le muestra la cartulina roja a Nacho Martínez (Foto: LaLiga).
Munuera Montero le muestra la cartulina roja a Nacho Martínez (Foto: LaLiga).

Todo lo que el Pucela consiguiera obtener en el encuentro sería positivo. Con un porcentaje reducido para conseguir la victoria, los blanquivioleta serían exigidos para estar vivos siempre en el encuentro, con gol o no del rival, que llegó pronto, muy pronto.

Inmolación blanquivioleta

Apenas sólo nueve minutos tras la reanudación, Tomas Pina anotaba el 0-1 pero las exigencias pucelanas no cambiaban. El Real Valladolid debía seguir haciendo dudar al rival y potenciar los errores propios de la falta de confianza de los vitorianos, tan dudosos como los blanquivioleta.

Aprovechando el gol, Sergio movió sus primeras piezas. Descontando el obligado pero, quizás, mal gestionado cambio de Rául Carnero, las entradas de Roque Mesa y Marcos André supusieron la primera gran intervención en el partido de un Sergio que se enfrentaba a su primera inferioridad numérica como entrenador pucelano.

La exigencia crecía para un entrenador que veía pasar el partido y sin tenerlo perdido confirmaba que estaba derrotado. Sin saber qué pasaba por su cabeza, el lenguaje corporal del entrenador era elocuente. Su propuesta estaba rota y la confianza en él, noqueada. Llegando al duelo con dudas y muy cuestionado, el fallo de Jawad El Yamiq y la expulsión de Nacho Martínez rompió al Pucela en su intento de conseguir un punto de inflexión que puede llevar a Sergio a una situación límite.

Cualquier lectura pasa por esa expulsión de Nacho Martínez, como pudo hacerse con la de Pape Diop en la victoria (1-2) de la Sociedad Deportiva Eibar en Zorrilla. Causalmente, ninguna de las expulsiones benefició al Pucela. Con perspectiva, la del Éibar no fue una derrota más. Fue el puñal que ayudó a que el Real Valladolid se inmolase este domingo, antes, incluso, del segundo gol del Deportivo Alavés en el duelo, el que sentenciaba al Pucela y, quizás, a su entrenador.

Toni Villa se lamenta mientras el Deportivo Alavés celebra el gol (Foto: LaLiga).
Toni Villa se lamenta mientras el Deportivo Alavés celebra el gol (Foto: LaLiga).

5 comentarios

  1. Raul

    Todos los que ahora tirais pestes a Sergio de sus temporadas pasadas os quiero ver en próximos días cuando las cosas sigan igual y defendais al Marcelino de turno , Heinze o el que sea

  2. Paco

    Más de lo mismo,, da asco ver un partido del Valladolid.. Ya dije el año pasado que este entrenador ya había acabado ciclo aquí. Siempre lo mismo, y los mismos en el campo.. Hasta cuando vamos a aguantar empate tras empate,, derrota tras derrota, si no me equivoco dijo Ronaldo en 3 temporadas estaremos para luchar por la uefa... Pues no se en que siglo. Xq la próxima temporada lucharemos x el ascenso.

  3. Jav65

    Estoy totalmente de acuerdo con el compañero que ha escrito. Hemos vivido dos años al margen de la realidad gracias en parte por los medios de comunicación dando aceite a un entrenador que solo tiene un plan el de defender y que las dos ultimas temporadas se aprovechó de la incapacidad de equipos y del bajo nivel de primera división. Ahora bien no solo el mister tiene responsabilidad, bajo mi humilde punto de vista el Sr. Ronaldo no ha estado al pie del cañón cada día y no ha sabido delegar la dirección deportiva en el SrGomez y su incapacidad para hacer un equipo competitivo con la famosa masa salarial y ha traído a jugadores mediocres. En estos momentos se necesita un cambio de timón y no deambular por el campo como hoy, porque es bien es cierto que el penalti ha cambiado todo pero después ha habido casi 75 minutos para haber intentado revertir la situación pero el mister no lo ha sabido leer.... y son demasiadas. Eso si sustituye a Weissman cuando el cambio era el señorito Guardiola que se ha limitado como suele hacer a andar. Siempre Pucela a pesar de los medios de comunicación que con el aceite cada día al mister nos han llevado a esto. Otros por el contrario y el primer año de la salvación lo veníamos advirtiendo de la incapacidad del Sr. Gonzalez y Gómez. Buenas tardes

  4. Miguel

    Totalmente de acuerdo. Pero para más inri don guardiola que no mete un gol ni al arcoíris es el suarez del pucela. No l cambia ni teniendo 5 cambios.con las bobadas de que los jugadores tienen que habituarse ni weisman ni compañía juegan. Quizá en la jornada 23 estén ya preparados y guardiola pueda chupar un poco de banquilo

  5. Miguel martinez

    Buena exposición de lo ocurrido,se ve que ángel velasco entiende de fútbol y que no le dora la píldora a un mediocre entrenador que en estos años solo a sobrevivido gracias a su inmensa flor,si tuviéramos mas periodistas deportivos así otro gallo cantaria.gracias.

Enviar comentario Ver los 5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *