LaLiga Santander
Atlético de Madrid
Lemar (min. 56)
Marcos Llorente (min. 72)
2-0
Jornada 12
05 de diciembre de 2020
18:30
Real Valladolid

2-0: Un Pucela bipolar sucumbe merecidamente en el Wanda

Sin "miedo" y con "personalidad" para igualar su "frecuencia" e "intensidad". Ésta era la receta de Sergio González en la previa a la visita del Real Valladolid al Wanda Metropolitano para enfrentarse al Atlético de Madrid. La idea estaba clara y se consiguió en muchas fases del partido, pero no en las clave.

Tras los primeros 45 minutos en los que el pucelanos trataron casi de tú a tú a los colchoneros, un gol atlético en el minuto 56 hizo mucho daño a los blanquivioleta, que, tras él, vieron perder el partido y la buena imagen del inicio del duelo.

En un dramático final, que va más allá de la derrota y que, nuevamente, se centra en los cambios de Sergio y en la mala gestión de los sucesos del partido, el Real Valladolid sale tocado del Wanda Metropolitano pese al buen hacer de esos primeros 45 minutos y la ilusión por diferentes jugadores como Roque Mesa o Jota Filipe.

Personalidad... ofensiva

Para ganar, para sumar o para sacar algo de rédito a la visita a la capital de España, el Pucela necesitaba esa "personalidad" que quería Sergio González y que, visto el planteamiento, estaba marcado por no tener miedo, asumir riesgos y atacar en campo contrario.

Haciendo "correr a la espalda" a los colchoneros y, también, haciéndoles dudar en la salida del balón, el Pucela firmaba una buena primera parte. En la propuesta inicial, el Real Valladolid volvió a estar brillante. El problema llegó cuando tocó responder. Nada nuevo

Exigiendo mucho al Atléti con balón, la sensación de "angustia" de la que hablaba Sergio en la previa no definía el juego. Estaba presente, sí, pero no era la principal. Alternando fases de sufrimiento con dominio del balón y creación de sensación de peligro desde la buena lectura de las transiciones, la cara del Pucela era muy buena con el paso de los minutos.

Pese a que los locales fueron muy superiores a los visitantes en el primer cuarto de hora, en el momento en el que el Real Valladolid consiguió encadenar una buena transición ofensiva, los pucelanos se vieron capaces de ganar e hicieron que los madrileños dudasen. Con todos esos condicionantes, los primeros 45 minutos tuvieron mucha sensación, propuesta y evolución, pero poca mordiente.

56 minutos de vida

Sin ocasiones reales de gol hasta el minuto 47, el duelo sonreía a la idea blanquivioleta de hacer un encuentro largo pero poco duró esa intención pese a que los pucelanos firmaron la primera ocasión. Un buen centro de Jota Filipe no terminaba en el cuarto gol consecutivo de Marcos André por la intervención de un defensa colchonero.

El '16' pucelano generaba la primera gran ocasión del duelo, aquél que tuvo que esperar diez minutos más para ver el primer error en cadena del Real Valladolid. Aprovechándolo, el Atlético de Madrid hacía el primer tanto de un partido que ya era otro.

Marcos Llorente, tras el segundo gol del Atlético de Madrid al Real Valladolid (Foto: LaLiga).
Marcos Llorente, tras el segundo gol del Atlético de Madrid al Real Valladolid (Foto: LaLiga).

Si ante el Levante UD, el error de Rubén Alcaraz hizo que el Pucela se cayese en la asimilación y en la gestión, en el Wanda Metropolitano pasó algo parecido. El gol de Thomas Lemar cambió al Pucela. Pese a la rápida entrada de Toni Villa y Shon Weissman, el duelo pasó a ser local al 100%. Los atléticos se hacían con el control y lo hacían entre el merecimiento local y el demérito visitante.

Un dramático final

El Real Valladolid perdía las credenciales de su propuesta de los primeros 55 minutos y, con ello, la posibilidad de puntuar. Sin ideas, el Atlético, primero, dominó el encuentro y, posteriormente, lo sentenció. Lejos de poder responder tras el gol de Marcos Llorente, el partido se hizo largo a un equipo ya débil desde el primer gol del encuentro.

Así, cada minuto que transcurría desde el tanto de Lemar era una losa para un Real Valladolid y un Sergio González que pasaban de la ilusión de los primeros 45 minutos a la desesperación de una mala gestión en un partido que se hizo eterno para un equipo que terminó con Rubén Alcaraz haciendo las veces de lateral izquierdo.

El hecho del '14' marca lo mal que terminó un equipo que hizo dudar al Atlético de Madrid en su campo con credenciales de personalidad y aspectos ofensivos pero al que, nuevamente, le costó responder cuando se encontró con el primer mazazo del partido. Tras el gol de Lemar, el Pucela se cayó y Sergio no lo supo levantar.

Kike Pérez, tras el primer gol del Atlético de Madrid al Pucela (Foto: LaLiga).
Kike Pérez, tras el primer gol del Atlético de Madrid al Pucela (Foto: LaLiga).

5 comentarios

  1. Aspios

    Totalmente de acuerdo con Javier, pues fríamente y un día después, fuimos un equipo nulo, nulo en ataque, y nulo en defensa porque cuando quisieron nos torearon, se han visto cosas buenas, Roque Mesa, Jota y Kike hacen que Alcaraz parezca un tronco, interesante como Jota es capaz de decidir donde centrar para que nuestros jugadores puedan entrar a rematar tanto al primer como al segundo palo, pero no saldrán contra osasuna, total que nos conformamos con 45min donde tocamos algo el balón (nunca visto en años), y ya hemos hecho un partidazo, pero la cruda realidad es la segunda parte

  2. Javier

    No se jugo mal la primera parte jugando a un atlético de Madrid que estaba más pensando en su compromiso de la champions y eso fue debido a la entrada de un organizador como Roque Mesa y tuvimos más posesion pero sin pegada debido a que jugamos sin dos delanteros( tenemos al fichaje más caro y el que más cobra de la plantilla y preferimos jugar con Kike de media punta). Tenemos solo 3 delanteros y eso es un gran déficit que debería ser cambiado en el mercado de invierno.
    En cuanto puso el Atlético a Llórente y al portugués se acabó el partido. Mención aparte a los cambios del mister que como suele ser habitual mal gestionados y jugando con Alcaraz de lateral izado. Pero como dice siempre saca cosas positivas. Yo lo veo desde otro punto de vista un equipo grande gano con la ley del minimo esfuerzo a un equipo que lo intento en el primer tiempo sin pegada porque asi lo quiso su entrenador y que en cuanto le meten un gol es incapaz de reaccionar. Pero seguimos vendiendo humo y todos contentos. Y las victorias ante Athletic y Granada no nos dejan ver el bosque.

  3. Fernando Farto

    La salida de Fede junto a la entrada de Mesa y Kike, fuera del sitio adonde más rinde, nos ha dado mucha posesión de pelota durante el primer tiempo, condición indispensable para mantenernos en primera. Un Bruno imperial y un Hervías entonado junto a un medio de campo con posesión de pelota nos ha mantenido en el partido, pero los reiterados fallos de Nacho y de Javi Sánchez, en el segundo gol, han decidido el encuentro.

  4. charly

    Nos acabamos de dar una leche de consideración,con un primer tiempo de contención,los cambios de la segunda parte no mejoraron en nada Alcaráz lateral izquierdo,Toni en la derecha,no hubo cobertura en el lateral derecho una autopista para Marcos Llorente,a Weissman no le llegaba ningún balón,los cambios han sido de moneda al aire, es incompresible como salen Celta,Levante,no se mejora nada,otravez en descenso,recetas no hay,impotencía desasosiego,lamentaciones,lo que pudo ser y no fue,haber con Osasuna,juramentarse,ajos,pócimas no se cualquier cosa,alguna idea......¿una idea?...SIEMPRE PUCELA.

  5. Pepone

    Ilusión sobre todo porque los nuevos fichajes están funcionando. Se ha echado de menos la conexión con los delanteros que aporta Orellana. Y no olvidemos que el Atlético lleva dos goles en contra, por algo será.
    Contra el Osasuna debe ser diferente. Son de nuestra liga.
    Mención especial para Bruno.

Enviar comentario Ver los 5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *