Preocupación por Joaquín Fernández

Un contenido de:
ElDesmarque

Kiko Olivas se lesionaba y Mohammed Salisu abandonaba en el Estadio José Zorrilla. Lejos de dramas, el Real Valladolid se centraba en el potencial de Joaquín Fernández para sentirse seguro de cara la nueva temporada en cuestión de defensa. Las espaldas estaban cubiertas porque un jugador que había sido secundario en las dos primeras temporadas estaba ante su primera gran oportunidad, aquélla que no está sabiendo administrar.

Actualmente, el almeriense suma ya 300 minutos más que en la temporada 2018/2019 y sólo 500 menos que en la pasada. Esta campaña sí, Joaquín Fernández está siendo protagonista pero no está respondiendo a las exigencias ni a las esperanzas depositadas en él.

Siendo fiable en sus dos primeras campañas en Zorrilla, la actual está siendo una temporada preocupante y no sólo por las lesiones que siempre le han definido. Sin regularidad de uno de los jugadores más importantes y llamados a dar un paso al frente, el futuro está roto y Joaquín lo sabe. Es consciente de que el suyo es un momento de rendimiento bajo y asume la responsabilidad de que el equipo necesita de su mejor versión. Por el rendimiento grupal y el peso que en éste tiene su mal momento, Joaquín está angustiado y el mundo blanquivioleta está preocupado por él.

Compromiso seguro

Las sensaciones que siempre ha ofrecido el central almeriense son las de un jugador comprometido. Se trata de un futbolista que siempre ha inyectado intensidad e intención pero, actualmente, está bloqueado. No tiene la confianza para poder liderar al Real Valladolid pero, tampoco, para ofrecer su mejor versión. No es una cuestión de liderazgo y sí de rendimiento.

Joaquín no es el de las temporadas anteriores. No se acerca a ese rendimiento ni a la esperanza de poder continuar con el camino de juego y evolución que tenía en las temporadas anteriores en las que no era lo básico, lo importante y lo relevante de la actualidad.

Por ese desaprovechamiento de la situación, el momento de Joaquín Fernández preocupa mucho porque él no está a su nivel y porque, obviamente, el equipo lo nota. Cuando más se le necesitaba, el almeriense no está. ¿Por qué?

Joaquín Fernández dialoga con el colegiado Cordero Vega (Foto: LaLiga).
Joaquín Fernández dialoga con el colegiado Cordero Vega (Foto: LaLiga).

8 comentarios

  1. José C. O

    Habeis visto jugar a el Yamiq? Cuando juega el, portería a cero! Debería ser titular, es un portento!

  2. Látigo

    Está claro que las bajas de Salisú, Kiko Olivas y Moyano han roto la poca estabilidad que tenía el equipo. Un equipo mal preparado, que basa su futuro únicamente en no encajar goles, que ni se plantea tocar el balón y menos someter al contrario, y claro, cuando te fallan los primeros espadas y tienes que poner parches (Bruno, El Yamiq, Javi Sánchez, Joaquín Luis Pérez, etc.) pues pasa lo que pasa.

  3. Julian

    Pues sinceramente creo que sí en la plantilla hubiese más Joaquín es igual sería distinto..Ahí lo dejo

  4. javier

    Quizá porque no es central? Quizá porque ante la ausencias de Olivas y Salisu y los grandes fichajes de MAG para el puesto de central se le ha colocado ahí. Independientemente de que esté pasando un mal momento Joaquin tiene mucho potencial y con una pierna es de largo mejor en el centro del campo que Alcaraz y San Emeterio . No sera que el mister todavía no conoce donde rinden mejor los jugadores , es más a Joaquin se le fichó para el centro del campo. Por cierto alguien entiende las cesiones de Anuar y El Hacen? Realmente son peores que los que ocupan su puesto?

  5. Fernando Farto

    No es lo mismo jugar formando pareja con Olivas o Salisu que le tapaban los fallos, que jugar con Bruno o el Jamid que le complican con los suyos. Y tampoco no es lo mismo jugar con Moyano que defensivamente era muy bueno que jugar con Luis Pérez al que hay que ayudar constantemente.
    Igual le pasa a Nacho que tenía una gran ayuda con Calero y luego con Salisu, a estos dos les sobraban facultades para arreglar los desajustes de Nacho.
    Esto es así de sencillo.

  6. Reny

    Las lesiones, la falta de confianza, la poca participación de los nuevos, los errores puntuales de jugadores/entrenador... Al final a Segunda. Entre todos la mataron y ella sola se murió.

  7. Pantaliano

    El problema de Joaquín, del equipo, del club y de la afición se llama Sergio. En cuanto se extirpe el quiste se acaba el problema, si no velaremos el difunto. La directiva dirá. De momento ya va tarde.

  8. HAMLET79

    Joaquín como cualquier jugador defensivo titubea sin un compañero sólido, al igual que les suele suceder a los porteros. Es un jugador que se ha impregnado del juego y de la mala gestión de Sergio. Es un jugador con mucho futuro, aunque me temo que si descendemos, vendrá un Getafe, o un Villarreal a pescarlo por cuatro pesetas. ES EL MOMENTO DE BARAJA, cambio ya!
    AÚPA PUCELA!

Enviar comentario Ver los 8 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *