Visto para sentencia: todos los detalles del juicio por las acciones del Real Valladolid

El juicio que enfrenta a José Luis Losada, exconsejero del Real Valladolid, contra el expresidente y máximo accionista Carlos Suárez y su mujer, Marta Urgoiti, quedó visto para sentencia este miércoles 3 de marzo en Madrid.

La vista, celebrada en el Juzgado de Primera Instancia número 4 de la capital de España, con Gemma Susana Fernández Díaz como jueza, atiende a la reclamación de Losada de un derecho de compra de un 5% de las acciones de Suárez, al entender que se incumplió un contrato privado que relacionaba la cesión de ese porcentaje de títulos con un préstamo que tanto Losada como el bodeguero José Moro realizaron para aliviar la situación económica de Carlos Suárez y del Real Valladolid. En el caso de Losada, 500.000 euros

La clave está en si la devolución de esa cantidad por parte de Suárez anulaba la opción de compra. El abogado de José Luis Losada, Ángel Fernández de Aranguiz, expuso que el pago se hizo "sin buena fe" y antes de tiempo para anular la opción de adquisición del paquete accionarial.

"Dos negocios jurídicos"

El propio Fernández de Aranguiz esgrimió en todo momento que el documento en el que se acuerdan las condiciones diferencia en el texto "contrato de préstamo y opción de compra", sin vincularlos, lo cual niegan los abogados de la parte demandada. José María Ayala y Álvaro López de Argumedo, apelando a diferentes cláusulas del acuerdo.

Una de las cuestiones más desarrolladas durante el juicio fue el hecho de que Suárez abonase lo prestado antes del 30 de junio de 2018, fecha de vencimiento del préstamo. Losada entiende que lo debía hacer 15 días después de comunicarlo, entre el 1 y el 15 de julio, ya que lo trasladó por burofax el 14 de junio.

José Luis Losada, abandonando los juzgados.
José Luis Losada, abandonando los juzgados.

La defensa de Carlos Suárez explicó al respecto que lo pagó en cuanto lo consiguió, para lo cual se reconoció un tercer préstamo externo con unos intereses que alcanzaron los 255.000 euros. Además, añadió que "Losada nunca ha devuelto el dinero" de esa opción de compra, respondiendo los demandantes que se dio contestación "solicitando un número de cuenta" para ejecutar el reintregro.

Seis testigos y una gran ausencia

Por la sala cuatro del Juzgado de Primera Instancia de Madrid pasaron tres testigos de Losada: Marta Urgoiti, José Moro y Borja Fernández; y dos de los demandados: Jorge Santiago y Alfredo Garzón. Ronaldo Nazário no testificó pese a estar citado. A la siguiente declaración, la misma jueza interrumpió la declaración para matizar: "hay que agradecer a los testigos que vienen, otros no comparecen", pareció decir en alusión al brasileño.

Una de las insistencias de los demandantes estuvo en el acuerdo que Suárez y Ronaldo habrían alcanzado mucho antes de agosto de 2018 y que habría condicionado los movimientos del entonces propietario del Real Valladolid. Para negar tal extremo, la defensa de Suárez puso encima de la mesa todas las ofertas, en tiempo y forma, que hubo por el Real Valladolid: desde Estados Unidos, en el primer trimestre de 2018, la empresa Morat Sports Partner, de Jeff Moorad, empresario vinculado al béisbol; desde México, la opción del empresario mexicano Ernesto Tinajero, a través de la marca Innokap (con una cláusula de exclusividad entre abril y julio que se terminó rompiendo por la exigencia de Suárez de estar en el nuevo organigrama), y una última oferta desde China, de Seedland, poco antes de que apareciese la opción Ronaldo. Jorge Santiago, entonces Director General, reconoció que durante meses estuvo subiendo documentos para estos empresarios en una carpeta compartida con el bufete de abogados Cuatrecasas y en particular con Alfredo Garzón, otro de los testigos, de cara a hacer una 'due diligence'.

Borja Fernández y José Moro

Más intrascendente pareció la declaración de Borja Fernández, que no relacionó a Carlos Suárez y a Ronaldo antes de agosto de 2018, negando conocer ningún interés del brasileño en el Real Valladolid antes de esa fecha. Incluso el nombre de Stiven Plaza salió a relucir en la sala, aludiéndose a que la compra del jugador por parte de Ronaldo se produjo, supuestamente, antes de la venta del club. La jueza no consideró oportuno profundizar en el tema.

José Moro, por su parte, ofreció una versión similar a la de la defensa de Losada. "Yo soy amigo de José Luis y era amigo de Carlos y de Marta". Reconoció haber firmado un contrato similar por el cual "de momento" no ha acudido a la vía judicial.

La ruptura entre Suárez, Losada y Moro, en Reyes de 2018

La declaración más emocional fue la de Marta Urgoiti, que no ocultó en ningún momento la relación de amistad que unía a su familia con José Luis Losada. La mujer de Carlos Suárez, que apuntó en todo momento que solo conocía de oídas los detalles del contrato, explicó que la relación entre su marido y Losada y Moro se rompió entre noviembre y diciembre de 2017, pero que fue entre el 5 y el 6 de enero cuando se dio cuenta de que ya no había marcha atrás. "Durante muchísimos años, José Luis cenaba en casa con nuestra familia el 5 de enero. Ésa fue la primera vez que no cenamos y, al día siguiente, por una discusión en un grupo de WhatsApp sobre quién iba al partido del Valladolid, a Carlos le entró un ataque de ansiedad".

1 comentario

  1. David Zarzu

    Los trapicheos de Suárez. Siempre quiso recoger más de lo que sembró.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *