Notificaciones
hoy
Octavos
Grupo A
Grupo B
Grupo C
Grupo D
Grupo E
Grupo F

Kiko Olivas tendrá que esperar para jugar un partido completo

Un contenido de:
Nuria Galindo

Kiko Olivas ha vuelto a sentirse futbolista en los encuentros ante el Athletic Club en el Nuevo Estadio de San Mamés y contra el Real Betis en el Nuevo Estadio José Zorrilla. El central malagueño entró al terreno de juego en el minuto 79 para sustituir a Fede San Emeterio. El central no desaprovechó sus primeros minutos de la temporada, ya que, con su presencia en el campo, el Real Valladolid logró empatar en Bilbao a falta de cinco minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario. Además, dio un soplo de aire fresco a la defensa, mostró su buena salida del balón y eso, el equipo lo notó.

No está para 90 minutos

Todos recuerdan aquella escalofriante lesión que sufrió Kiko Olivas en la penúltima jornada de la temporada 2019/2020 ante la SD Éibar en el Estadio de Ipurua. El central tuvo que retirarse en la primera parte fruto de un choque con un rival. Posteriormente, los peores presagios se confirmaron: el malagueño sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, lesión del cuerpo del menisco externo, esguince de grado I en el ligamento colateral lateral y edema óseo en el cóndilo femoral externo. Han tenido que pasar más de nueve meses, es decir, 286 días, para que el ‘4’ blanquivioleta volviera a sonreír en el terreno de juego.

A pesar de la noticia positiva, el central deberá esperar para jugar un partido completo. Tras disputar sus primeros minutos esta temporada después de su grave lesión, es precipitado que el defensa pueda disputar 90 minutos.

Ante una lesión de gravedad, lo más importante es la adaptación y la recuperación. Forzar la máquina podría llevar a que el central pudiera recaer y, con ello, su estado de ánimo también decaiga. Por ello, el Real Valladolid deberá tener paciencia y precaución de un jugador que ya tiene su nombre grabado en la historia pucelana.

'Chimy' Ávila como ejemplo

En el mes de septiembre, en plena pretemporada, el atacante del CA Osasuna sufrió la misma lesión que Kiko Olivas: rotura del ligamento cruzado anterior, pero, a diferencia del malagueño, se lesionó su rodilla derecha. El argentino sufrió en enero la misma lesión, pero en esa ocasión fue en su rodilla izquierda. Tras 204 días en el dique seco, el delantero rojillo gozó de 63 minutos en un partido amistoso entre los navarros y el Éibar disputado el 25 de marzo.

En LaLiga Santander, el Chimy Ávila tuvo que esperar hasta el mes de abril cuando debutó en la temporada 2020/2021 ante el Getafe CF en la jornada 29. El ariete salió desde el banquillo en el minuto 77 en detrimento de Kike Barja. Desde entonces, Jagoba Arrasate ha optado por dar minutos al argentino en los tramos finales de los encuentros. Ante el Elche CF disputó los últimos 10 minutos, ante el Valencia CF los últimos 13 y ante el Celta de Vigo los últimos 18 minutos. Finalmente contra el Real Madrid fue titular el pasado fin de semana, pero no completó todo el encuentro.

Lo más probable es que Sergio González siga el ejemplo del entrenador rojillo y apueste por ir dando minutos de forma progresiva a Kiko Olivas en busca de que se reencuentre con buenas sensaciones y se adapte a la dinámica de la competición.

Kiko Olivas, en la pasada pretemporada del equipo blanquivioleta (Foto: Real Valladolid).
Kiko Olivas, en la pasada pretemporada del equipo blanquivioleta (Foto: Real Valladolid).
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *