Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera Division RFEF
Selector partidos Copa del rey
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1

Los entrenamientos del Pucela, alterados por el coronavirus

Un contenido de:
Enrique Domingo

El Real Valladolid ha sufrido cinco casos de coronavirus en la última semana en su plantilla. Con los positivos de Fede San Emeterio y de Álvaro Aguado ha saltado la alarma dentro del Club, que se ha visto obligado a modificar el protocolo y rutina de los jugadores.

Todo esto, primero llevó a cancelar el amistoso contra el Palencia Cristo Atlético, y, ahora, ha obligado a cambiar los entrenamientos del Pucela. Citados a las 9.00 horas de este lunes, la concentración que venía a ser costumbre en el equipo se ha visto interrumpida. Ni desayunos ni comidas juntos son dos de las medidas establecidas con la intención de reducir el tiempo que los jugadores puedan pasar juntos.

Se han interrumpido, también, los entrenamientos al completo. Sin llegar a entrenar de forma individual, como sí se hizo en otras ocasiones, el Club ha apostado por organizar la plantilla en grupos de trabajo escalonado. El objetivo es que los futbolistas puedan ejercitarse con la mayor seguridad posible, pero sin interrumpir completamente el ritmo del equipo.

Precaución en las instalaciones

El primer entrenamiento de la semana estuvo marcado por el trabajo físico. En él, tal y como ha informado el Pucela, la novedad fue el nuevo portero del Real Valladolid Promesas, Samu Casado, ante la ausencia de José Antonio Caro por covid-19.

De igual forma, está prohibida la utilización de las instalaciones comunes. El gimnasio y los vestuarios están, ahora, desiertos. Los jugadores se presentan ya cambiados, listos para empezar el entrenamiento, que realizan para, sin ducha y sin cambiarse, marcharse hacia sus hogares.

Esta pequeña alerta sanitaria dentro del Club ha alterado las estructuras internas del equipo y amenaza con cambiar también las de la pretemporada. Tal es así, que los amistosos de esta semana, contra el Unionistas CF y la SD Ponferradina están en el aire a la espera de cómo progrese la semana.

Pacheta hablando con Weissman en uno de los entrenamientos de la pretemporada (Foto: Real Valladolid).
Pacheta hablando con Weissman en uno de los entrenamientos de la pretemporada (Foto: Real Valladolid).

1 comentario

  1. JCFV.

    Complicado lo del "virus" de seguír así se tendrá que aplicar el tele-entrenamiento,esperemos que en esta semana tengamos buenas noticías y entremos en la normalidad,de no ser así la pretemporada servirá solo para improvisar situaciones.SIEMPRE PUCELA.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando