Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera Division RFEF
Selector partidos Copa del rey
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1
LaLiga SmartBank
Girona Girona
1-0, min. 59: Stuani (P)
1-0
Jornada 6
18 de septiembre de 2021
20:30
Real Valladolid Real Valladolid

1-0: Montilivi multiplica los miedos pucelanos

Después de la "bofetada" en Burgos, tal y como aseguró José Rojo, Pacheta, y del duro golpe ante el Club Deportivo Tenerife, el Real Valladolid viajaba al Estadio de Montilivi para verse las caras con el Girona FC. Un duelo de dudas y miedos entre dos equipos que acumulaban tres y dos derrotas consecutivas. Si el Pucela viajaba con miedos, los catalanes recibían a los pucelanos con cero puntos de nueve posibles. Tanto miedo o más.

Con todo, el duelo fue plano y con mucho miedo a perder de ambos conjuntos. Las dudas se multiplican en equipos con grandes ambiciones cuando llegan malos resultados y ambos equipos lo vivían en esta sexta jornada de LaLiga SmartBank.

Con pocas ocasiones y muchas dudas, un acción evitable de Diogo Queirós fue determinante para un nuevo golpe en la nave pucelana. Un penalti anotado por Cristian Stuani a la hora de partido cambió la tendencia que había conseguido variar el Real Valladolid tras una preocupante primera parte. Pese a esa evolución, el duelo sigue mostrando carencias y dudas en un Real Valladolid al que le cuesta ser incisivo y regular. En ámbitos futbolísticos y psicológicos.

Miedos y dudas

Dos derrotas seguidas, por parte del equipo visitante, y tres, en el bando de los locales, marcaban la previa y, obviamente, los primeros 45 minutos. Con un buen inicio del Girona FC y una respuesta costosa, pero real del Pucela el duelo llegaba al descanso sin ocasiones claras que llevarse a la boca y sí con muchos miedos y dudas. Tanto uno como otro dejaban la sensación de tener mucho miedo a perder y, así, el duelo fue pobre en su primera parte.

Tras los primeros 45 minutos, ni uno ni otro merecían el gol y sí un empate pobre, sin fuerza ni chispa. Esos miedos provocados por la racha de ambos en las últimas semana marcaba el duelo y obligaba a que los entrenadores tomaran cartas en el asunto. Tanto José Rojo, Pacheta, como Míchel Sánchez estaban exigidos para la segunda parte.

Shon Weissman, junto a Aleix García, en el duelo de Montilivi (Foto: LaLiga)
Shon Weissman, junto a Aleix García, en el duelo de Montilivi (Foto: LaLiga)

Pese al miedo y las dudas de las últimas semanas, tanto uno como otro están exigidos a mostrar más y a exponer más. Así, los segundos 45 minutos se afrontaban con ilusión y necesidad de ver mejor y, sobre todo, más.

Acción evitable y determinante

Después de lo ofrecido y conseguido en los primeros 45 minutos, el inicio de la segunda parte era otra versión totalmente diferente a la vista en el primer acto. Un disparo de Nacho Martínez, primero, y otro de Óscar Plano, después, mostraban una nueva versión diferente del Real Valladolid. El equipo parecía otro peor sólo lo parecería porque, nuevamente, las dudas y la incertidumbre se hizo notar en el Estadio de Montilivi.

Una acción evitable de Diogo Queirós cambió el encuentro. Al límite del penalti y del área, el central portugués dio un giro al encuentro en un penalti que rompió el marcador y que, ante todo, devolvió a Pucela al estado de la primera parte. Con todo, minutos después del tanto de Cristian Stuani, Pacheta tomó parte en el duelo con un triple cambio.

Dudas psicológicas y futbolísticas

Con Gonzalo Plata, Sergio León y Toni Villa cambió el esquema, pero no la profundidad ni las ideas del Pucela. Pese a tener más posesión, el control seguía siendo local y los pucelanos veían pasar los minutos sin tener presencia en el área de Juan Carlos Martín.

Demostrando que el problema no es el esquema, el Real Valladolid confirmó muchos de sus problemas. Psicológicos y futbolísticos. Las dudas de juego de los primeros 45 minutos se transformaron en dudas y poco acierto tras el gol de Stuani. Cuando mejor estaba el Real Valladolid, Queirós falló y el Girona FC marcó. Desde ahí, una demostración de querer, no poder y no saber de los pucelanos que termina, merecidamente, con la tercera derrota consecutiva de la temporada.

Los jugadores del Real Valladolid, antes del inicio del duelo en Montilivi (Foto: LaLiga).
Los jugadores del Real Valladolid, antes del inicio del duelo en Montilivi (Foto: LaLiga).

2 comentarios

  1. JCFV.

    Problemas psicológicos y futbolisticos?como se come eso?este equipo necesita el golpe en la mesa nada más,en el penalti tubo más suerte el que se tiró,en el VAR Saguez Oskoz,eso lo dice todo,Queiróz pecó de pardillo el Girona no hizo méritos para empatar pero hemos sido el equipo aspirina otra vez,el partido tubo dos lecturas la del 1º tiempo y otra en el 2º,que diria Jorge Dlexandro,seguir trabajando para poder meter miedo,ahora el Real Valladolid es un equipo normal de la Liga SmartBank,hay que revertir la situación.SIEMPRE PUCELA.

  2. Aspios

    Buena definición del equipo, sobretodo en los ultimos parrafos, pero no estoy muy de acuerdo en lo de los miedos (o si), mas bien creo que la calidad de lo que tenemos no da para más, se empezo corriendo y mucho e intentando atacar, mucho esfuerzo de Aguado por ejemplo, pero que se acabo dilullendo porque los defensas no saben sacar el balon y Roque se tuvo que incrustar entre ellos para hacerlo, (que para eso no hacen falta tres centrales), ah bienvenido Queiroz, ya se ha integrado en el equipo (ya ha hecho su penalty que acaba con el equipo)

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando