Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera Division RFEF
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1
LaLiga SmartBank
Real Valladolid Real Valladolid
1-0, Aguado (m. 18)
2-0, Weissman (m. 86)
2-0
Jornada 7
26 de septiembre de 2021
21:00
Alcorcón Alcorcón

2-0: Zorrilla cierra la crisis

Cero puntos en los últimos tres partidos y 307 minutos sin hacer un gol. El bagaje del Real Valladolid antes de recibir a la Agrupación Deportiva Alcorcón en el Estadio José Zorrilla era preocupante y elevaba la exigencia del encuentro de esta séptima jornada. Sin excusas y con ambición máxima, el Pucela asumía la llegada del equipo alfarero con máxima exigencia y muchos frentes por cerrar.

Ante ello, José Rojo, Pacheta, varió el esquema. Sin defensa de tres centrales y con una propuesta con dos delanteros y con Gonzalo Plata y Toni Villa en los extremos, el Pucela buscaba cambiar su tendencia desde una riqueza en el juego que necesitaba y que le llevaría, seguro, a parte del crecimiento que demanda tras tres derrotas merecidas.

Lo ofrecido por el Real Valladolid en los tres últimos encuentros fue muy pobre y desde ello se debía analizar el encuentro ante los de Jorge Romero. Se debía exigir mucho más de aquéllo, obviamente, pero, también, de forma progresiva. Bajo este prisma, el duelo ante la AD Alcorcón es bueno porque, además de la importante y necesaria victoria, los pucelanos mostraron cualidades, propuesta y credenciales.

Gestión de miedos

Sabiendo la situación en la que está y, ante todo, por qué se ha llegado a ella, el Real Valladolid comenzaba esta séptima jornada de LaLiga SmartBank con miedos e incertidumbre. La confianza del equipo está bajo mínimos y cualquier detalle debilita el camino marcado. Por ello, los primeros 45 minutos de la visita de la Agrupación Deportiva Alcorcón mostraron una versión cautelosa de los de Pacheta.

El equipo daba un paso y parecía pedir permiso. Quería ir poco a poco. Le costaba atreverse y, por ello, Gonzalo Plata y Álvaro Aguado destacaron. La juventud, la verticalidad y la visión ofensiva de ambos favoreció a ver a que el Real Valladolid pudiera crecer desde el protagonismo de ambos en una propuesta que no quería errores.

Jugando a no fallar, el equipo creció en el primer acto. No sin sustos, como el tanto anulado a Abdelhafid Al Badaoui o el remate al palo, pero los pucelanos se mostraron más fuertes que en jornadas atrás. Así, con y sin el gol de Álvaro Aguado, el Real Valladolid mostró detalles mejorados de su juego.

El equipo mostraba una tendencia ciertamente evolutiva en el primer acto pero lo hacía a la vez que confirmaba un importante margen de mejora sobre una propuesta real, clara y ventajosa en unos primeros 45 en los que el equipo vivió centrado en crecer pero, sobre todo, en gestionar sus miedos y sus errores.

Pequeña liberación

Llegar al descanso con el gol de Álvaro Aguado era un punto a favor del equipo. Con él y desde él, el Real Valladolid podría crecer, liberarse y evolucionar. Muchos de estos aspectos y obligaciones llegaron porque el equipo mejoró su imagen en los segundos 45 minutos. Demandando mayor acierto en acciones concretas, los de Pacheta se vieron más seguros y fiables tras el paso por vestuarios.

La afición del Real Valladolid en Zorilla ante la AD Alcorcón (Foto: LaLiga).
La afición del Real Valladolid en Zorilla ante la AD Alcorcón (Foto: LaLiga).

Sin tener aún cara o gestos de ganador ni conseguir todo aquello que necesita, demanda y se le puede exigir al equipo, la reanudación sí se mostró más en aquello que se espera de un Real Valladolid dominador y vertical, un Pucela que crea en lo que busca. Con todo, los segundos 45 minutos mostraron un Real Valladolid con cierta confianza y una pequeña liberación.

¡A más!

Desde esa mínima liberación por el marcador a favor y por ver que los errores propios o aciertos del rival no son determinantes en el marcador, el equipo local supo mostrar mucho de lo que necesitaba en estos momentos. Después de tres derrotas seguidas, el equipo exigía crecimiento y evolución progresiva sobre el juego y en el encuentro, tal y como se dio.

Shon Weissman, en tres ocasiones, una de ellas terminando en gol y en la sentencia, Gonzalo Plata y Cristo González exigieron el máximo a un Dani Jiménez que se mostró activo y acertado en una segunda parte muy interesante en el bando local. Sin un gran acierto, sí, pero con ideas, dominio, control y fuerza, el Real Valladolid cerró muchos de los miedos y carencias mostradas en los tres últimos partidos.

Por juego, el duelo de la séptima jornada deja recursos e ideas muy superiores a las mostradas en las tres últimas fechas. Por carencias del colista de la categoría pero, también, por aciertos del propio Real Valladolid, un equipo que cierra un capítulo de la crisis para abrir uno nuevo de, como poco, esperanza y mínima ilusión.

Álvaro Aguado celebra su gol en Zorilla ante el Alcorcón (Foto: LaLiga).
Álvaro Aguado celebra su gol en Zorilla ante el Alcorcón (Foto: LaLiga).
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando