Fichajes Real Valladolid | Nacho Martínez | Perfil presentación | Análisis | Real Valladolid 2017/2018
Secciones

¿Quién es, realmente, Nacho Martínez García?

Un contenido de:
Ángel Velasco B.

Jueves, 06 de julio de 2017. 12:24
Nacho Martínez, lateral izquierdo procedente del Rayo Vallecano, llega a Valladolid hasta 2019.
Nacho Martínez, lateral izquierdo procedente del Rayo Vallecano, llega a Valladolid hasta 2019.

Nuevamente, y como en temporadas anteriores, el Real Valladolid quiere comenzar su proyecto por los cimientos. El equipo de Luis César Sampedro busca fortalecer la línea defensiva. Con un jugador, actualmente, por puesto, los pucelanos deben encontrar sustitutos para las muchas bajas sufridas en esa parcela. Tras la sorprendente salida de Rafa López, el final de las cesiones de Igor Lichnovsky y Markel Etxeberria y el cierre de la etapa de Luciano Balbi, Miguel Ángel Gómez ya ha cerrado el sustituto para el lateral argentino.

Así, José Ignacio Martínez García, más conocido como Nacho Martínez, (Madrid, 07/03/1989) llega al Real Valladolid para las dos próximas temporadas. Este lateral zurdo de 28 años aparece en el Nuevo Estadio José Zorrilla para fortalecer la defensa y, salvo sorpresa, para cerrar el carril zurdo. Con su incorporación y la permanencia de Ángel García en dicho puesto, la demarcación de lateral zurdo queda reforzada con dos jugadores de diferentes perfiles. Mientras uno, Ángel, es el ataque, la juventud, la inexperiencia y la ilusión; el nuevo, Nacho, es todo lo contrario. Un perfil muy similar al de Luciano Balbi pero que llega al Real Valladolid con el bagaje de cinco temporadas en el Estadio de Vallecas y 68 partidos en la élite del fútbol español.

Rayista y mucho más

Hablar del historial del nuevo jugador del Pucela es hacerlo del Rayo Vallecano. Cinco años en sus filas, cuatro y medio en el primer equipo y otro medio en el filial, le hacen ser un futbolista importante en la historia vallecana, pero antes de todo ello, Nacho se movió por tierras madrileñas e, incluso, llegó a salir de la Comunidad de Madrid. Formado y trabajado hasta más de la mayoría de edad en el Alcobendas Sport, el nuevo jugador blanquivioleta vivió su gran oportunidad cuando, con 20 años, fue llamado por el Atlético Osasuna.
El equipo navarro le quería para su segundo equipo y en él estuvo dos temporadas. Era su debut en el mundo profesional y con los rojillos firmaría dos grandes temporadas. Como compañero de David Timor, entre otros, este menudo lateral de 174 centímetros firmaría un total de 60 partidos en dos exitosas temporadas del equipo navarro en la categoría de bronce. Tras esa gran toma de contacto con el fútbol profesional en un equipo filial, Nacho dio un paso más con su regreso a Madrid. El filial del Getafe CF, con Álex Pérez en el equipo, le reclutaba para la temporada 2011/2012. Como en Pamplona, sería determinante. 32 partidos, casi 3.000 minutos de juego y tres goles que le llevaron a firmar el contrato más importante de su carrera.
Aquella temporada le marcaría. Con ella llegaría al Rayo Vallecano y con su fichaje por la entidad rayista, su salto a la élite del fútbol español. 10 partidos, sólo una decena con un filial madrileño que perdería la categoría, valieron para que Paco Jémez se fijará en él para un encuentro copero. Su debut ante la Unión Deportiva Las Palmas marcaría el inicio de una etapa que llevó a Nacho a vivir cinco años en Vallecas y a tener el placer de lucir el brazalete de capitán.

Un icono en Vallecas

Tras aquel debut, Nacho alternaría primer equipo y filial. Era la campaña 2012/2013 y el zurdo tenía 23 años. Debutando en Primera División con una victoria (2-0) ante el Real Club Deportivo Mallorca, Jémez brindaría un puesto importante a un futbolista que aquella campaña luciría el dorsal 38. Fueron 842 minutos, repartidos en 11 partidos, que pusieron sobre la mesa la opción de que el Rayo Vallecano pudiera contar en su siguiente proyecto con un lateral izquierdo propio.
Cumplidos los 23 años era momento de dar el salto. Apoyado por el carismático entrenador, el nuevo blanquivioleta renovó con ficha de primer equipo y ya se hizo con el '3' para cuatro temporadas. En ellas, ha vivido de todo, pero ha sido importante. Nadie lo puede dudar. En dos campañas no consecutivas rozó los 2.000 minutos de juego superando la veintena de partidos. Esos años se intercarlaron con otros de peor bagaje y de cifras más pobres. Sin ir más lejos, Nacho llega al Nuevo Estadio José Zorrilla tras una pobre temporada en Vallecas. Apenas 1.071 minutos, en 12 partidos, muestran la necesidad de un cambio de aires en un jugador que llegó a ser referencia y un icono franjirrojo pero que, futbolísticamente, sale por la puerta trasera.

Nacho Martínez, junto a Jose Arnáiz, en su última visita al Estadio José Zorrilla (Foto:RealValladolid.es).

Llegó a ser tan importante para el Rayo Vallecano y tan valorado en el fútbol español que hace dos veranos su nombre estaba escrito con fuerza en la agenda del Real Betis. Paco Jémez llegó a temer por la salida del jugador pero éste no saldría de Madrid en una decisión a la que aún le da vueltas. Tras aquella oferta verdiblanca, el madrileño renovó y le tocó vivir los peores años de su carrera. El descenso rayista de la pasada temporada y el mal recuerdo personal y grupal de la que acaba de terminar marcan un triste final para una etapa gloriosa del nuevo jugador blanquivioleta en la casa que le llevó a Primera tras llegar a su filial.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *