Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera Division RFEF
Selector partidos Copa del rey
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1
Primera RFEF
Celta B Celta B
1-2, min. 86: Javi Gómez.
1-2
Jornada 20
26 de enero de 2022
19:00
Real Unión de Irún Real Unión de Irún
0-1, min. 8: Carlos Bravo.
0-2, min. 33: Capelete

Las esperanzas del Celta B se estrellan en la madera en el descuento

Foto autor

Un contenido de:
Alberto Bravo

Ficha técnica

Alineaciones

Celta B: Ruly García; Thomas Carrique (min. 71, Beitia), Javi Castro, Carlos Domínguez, Fernando Medrano (min. 61, Pampín); Carbonell, Holsgrove, Alfon (min. 61, Cedric), Gabri Veiga (min. 61, Javi Gómez); Miguel Rodríguez (min. 61, Fabrício) y Lautaro de León.

Real Unión de Irún: Sequeira; Santos, Ekhi Senar, Barbu, Kijera; Beovide, Rivero, Capelete (min. 75, Iván Pérez), Aitor Seguín (min. 84, Oyarzon), Sergio Llamas (min. 70, Núñez) y Carlos Bravo (min. 84, Temenuzhkov).

Árbitro

Jaime Ruiz Álvarez (Comité Asturiano).

Tarjetas

Mostró amarilla a Javi Castro, Gabri Veiga del Celta. En el Real Unión de Irún fueron amonestados Rivero, Llamas, Sequeira

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 20 de la 1º RFEF. Disputado en el Estadio Municipal de Balaídos ante 400 espectadores.

El Celta B no pudo seguir con su racha triunfal. El filial perdió con justicia en Balaídos, por 1-2, ante el Real Unión de Irún en un gris encuentro en el que dos errores defensivos en la primera mitad fueron una losa imposible de levantar. Con un 0-2 en contra los de Onésimo apenas inquietaron la meta de Sequeira. Ni los cambios ni la necesidad de buscar dos goles fueron suficientes para acercarse en el marcador en una segunda parte en la que la solidez de los pupilos de Aitor Zulaika desactivaron a un equipo que venía de lograr la mayor goleada de la temporada cuatro días antes. Carlos Bravo y Copelete ajusticiaron a un Celta B que a punto estuvo de lograr el empate tras el tanto de Javi Gómez en el minuto 86' y cabezazo al palo de Ruly García en el descuento. En ese imponente testarazo se fueron las esperanzas de un filial que tendrá su particular revancha este próximo sábado, también en Balaídos, ante el Bilbao Athletic.

Tras la espectacular goleada lograda el pasado sábado en Matapiñonera ante el Sanse, un histórico 0-7, el Celta B buscaba seguir en puestos de play off de ascenso a LaLiga SmartBank ante el Real Unión de Irún. Onésimo introducía varios cambios en su once. Salían del equipo Álex Martín, sancionado tras ver la décima amarilla de la temporada, Diego Pampín, Cedric y Javi Gómez. El técnico vallisoleta, para el regreso del filial a Balaídos, apostaba por Carlos Dominguez, Fernando Medrano, Alfon y Lauti como titulares. Otra de las novedades era la presencia de Íker Losada en el banquillo tras superar una importante rotura fibrilar que le ha obligado a perderse los últimos cinco partidos tras caer lesionado el pasado 28 de noviembre en Barreiro ante el Extremadura.

El filial trataba de llevar la iniciativa del juego desde los primeros compases ante un Real Unión que se encontraba con un pequeño premio en forma de tarjeta amarilla a Javi Castro por una inocente entrada sobre Aitor Seguín. El colegiado asturiano, Ruiz Álvarez, ponía muy bajo el listón al amonestar al central celeste. Este era el primer golpe que recibían los de Onésimo ya que poco después, en el minuto 8, Carlos Bravo le ganaba la posición a Carlos Domínguez para cabecear al fondo de las mallas un centro desde el costado izquierdo de Capelete. El Real Unión de Irún se ponía por delante en Balaídos en su primera acción ofensiva.

El tanto del cuadro irundarra no cambiaba nada sobre el césped. El Celta B seguía dominando. La pelota era celeste pero a los de Onésimo les faltaba claridad en los últimos metros. Miguel Rodríguez y Lauti entraban poco en juego. Tampoco los laterales, una de las mejores armas del filial, eran capaces de desbordar a la zaga visitante. Patrick Sequeira permanecía inédito ante sus antiguos compañeros. Solo una jugada de estrategia a saque de esquina ponía en apuros al costarricense pero Lauti no estuvo fino para rematar el centro lateral de Carbonell. Igual de desafortunado en el remate estuvo Alfon en el 27'. Su cabezazo se fue por línea de fondo. El filial apretaba e incluso llegaba a marcar un gol que acabaría siendo anulado al considerar que la pelota había salido del campo en el centro atrás de Veiga a Lauti.

El 0-2, un mazazo para el filial

Más complicado se le ponía el encuentro al Celta B en el 33'. Una mala acción defensiva de todo el equipo terminaba con un error garrafal de Fernando Medrano en el despeje. El balón se quedaba muerto en el área y Capelete solo tenía que empujar a placer para poner el 0-2 en el marcador. Este segundo tanto sí noqueó a un filial que necesitaba llegar al descanso para ordenar sus ideas y bajar pulsaciones ya que los celestes descargaban su frustración con un colegiado que estaba permitiendo a los Aitor Zulaika parar el juego con constantes faltas sin que eso les supusiese más amonestaciones.

Alfon (Foto: Real Unión).
Alfon (Foto: Real Unión).

Onésimo no cambiaba ninguna de sus piezas en la reanudación del encuentro. El filial necesitaba dos goles en 45' minutos para sacar algo positivo en el primer partido de la segunda vuelta ante un Real Unión de Irún que afilaba el cuchillo para matar el partido en una contra. No era los de Onésimo capaces de inquietar a Sequeira. Como en el primer acto el Celta B disfrutaba de la posesión de la pelota pero era incapaz de disparar a puerta. Tampoco los centros laterales hacían daño al equipo vasco. El técnico apostaba por una revolución al dar entrada, en el minuto 60, a Pampín, Cedric, Javi Gómez y Fabrício.

Cuatro cambios que no surten efecto

Se iban al banco Medrano, Alfon, Miguel Rodríguez y Gabri Veiga. Al filial le quedaba media hora para intentar marcar dos goles. No tardó el Celta B en tirar, por primera vez en el partido, a portería. Un manso cabezazo de Castro a centro de Javi Gómez. Replicaba Carlos Bravo al robarle un balón a Holsgrove. Ruly detenía el disparo del delantero irundarra. Tenía una más el Real Unión por medio de Capelete. Los de Onésimo volvían a sufrir en Balaídos, estadio donde también lo habían pasado mal ante el Zamora en la primera vuelta. Onésimo pasaba a jugar con tres centrales situando a Carlos Beitia como líbero. Javi Gómez y Pampín pasaban a ocupar los laterales jugando muy adelantados. Esto lo aprovechaban los de Zulaika con una contra en la que la espalda de Javi Gómez estaba completamente desprotegida. Solo la intervención de Ruly García impedía el 0-3 al tapar el disparo de Seguín.

Las esperanzas celestes se estrellan en el palo

Javi Gómez, a falta de cuatro minutos para que el partido llegase al minuto 90, marcaba el 1-2 con un disparo que tocaba en Iván Pérez para engañar a Sequeira. Antes había pedido un penalti Pampín. Al Celta B le quedaban unos minutos para sumar un punto. Cedric lo intentaba al filo del 90' con un disparo que se iba rozando el palo largo de Sequeira. El tico salvó a los suyos con un despeje a centro chut de Javi Castro que iba directo a las redes.

La reacción celeste estuvo a punto de sumar un punto en el último minuto, cuando Ruly García cabeceó al palo un saque de esquina. El portero entró con autoridad al área pero la madera le robó el que podría haber sido el gol de la temporada. No se rindió el filial hasta el pitido final pero no tuvo tiempo para más en un encuentro en el que el Real Unión acabó pidiendo la hora tras vivir un plácido partido durante 86' minutos.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando