Escribá, la 'Operación Retorno' y el papel de Iago Aspas

Un contenido de:
ElDesmarque

Lunes, 19 de Agosto de 2019. 10:20
Denis Suárez y Fran Escribá charlan durante las pruebas físicas en A Madroa (Foto: RCCV).
Denis Suárez y Fran Escribá charlan durante las pruebas físicas en A Madroa (Foto: RCCV).

El Celta de Vigo arrancó la temporada con una derrota ante el Real Madrid. Un partido no exento de polémica, que acabó con la primera derrota del curso en la temporada. Un resultado que no obstante, no cambia los planes de Fran Escribá como técnico olívico. El valenciano ha pedido calma con respecto a un proyecto que pese al traspiés en la primera jornada, pinta muy bien, y que se caracteriza por la 'Operación Retorno' que se ha llevado a cabo.

"El club va hacia algo muy bonito, que es por un lado potenciar la base y por otra traer jugadores que aporten ese sentimiento de pertenencia. Sí que puede ir unido a una mayor exigencia, pero no tiene porque ser malo porque son chicos que vuelven más maduros y están preparados para lo que les pida la grada. Creo que tenemos una buena mezcla", explicaba Escribá en una entrevista a El País.

Una horda de canteranos liderada, como no podía ser de otra forma, por Iago Aspas, sobre quien también hablaba el preparador celeste: "No es de los que se limita a ser bueno en lo suyo, se ducha y se va. Viene a hablarte de fútbol. Si cito a un jugador de mi época, él lo conoce mientras el resto del vestuario nos mira como si hablases de la época del blanco y negro. Es un apasionado y a los que nos gusta el fútbol nos agrada esa gente. A nivel de trabajo es un tío cómodo para el entrenador, le gusta hablar mucho en el vestuario, en los partidillos de entrenamiento te protesta alguna acción… pero siempre en tono excelente. Y su relación con el grupo es fenomenal, muy buen compañero. Un chico muy fácil de llevar".

Cuestionado por si el Celta se habría salvado sin Aspas, Escribá no lo tiene del todo claro: "Difícil saberlo, pero con él fue más fácil. Es evidente que es un futbolista esencial, pero creo que el mensaje que se daba, desde dentro y desde fuera, no beneficiaba a nadie, ni siquiera al propio jugador. La sensación que se generaba era la de que sin él éramos un desastre y la presión para Iago llegó a ser inmensa. Ya vimos como se desmoronó entre lágrimas tras ganar un partido. La suerte que tuvimos es que él, pese a salir de una lesión, siempre respondió muy bien".

Por último, el preparador valenciano le ponía la etiqueta de 'héroe': "Además consigue que los compañeros se sientan mejor. Hay chicos que quieren venir aquí para jugar con él. Es un jugador importante, de la selección. Y no es fácil tenerlos en los equipos que no somos tan grandes", sentenciaba.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *