Secciones

Cavallero y Jamelli: las dos historias detrás del penalti de la final de 2001

Un contenido de:
Alberto Bravo

Domingo, 29 de Marzo de 2020. 14:04

Hay dos encuentros que el Celta de Vigo y sus aficionados siempre tendrán en el recuerdo, las dos finales de Copa del Rey ante el Real Zaragoza. Dos finales, la 1994 y 2001, en la que el equipo vigués acarició con las yemas de sus dedos un título. En estas dos finales hay un penalti, que supuso la remontada maña al gol marcado por Mostovoi en Sevilla, que tiene una gran historia detrás.

La versión de Celta, la historia de Cavallero

Cavallero relató cómo el jugador brasileño del Zaragoza logró, con astucia, engañarlo para anotar el penalti que adelantó al equipo aragonés en el marcador y que, a la postre, supondría la remontada de los zaragocistas para 'robarle' la segunda Copa del Rey al Celta.

"Entramos al campo a entrenar por una esquina. Vi a Jamelli patear dos penaltis y lo hizo las dos veces a la derecha, y yo pensé "Me está mostrando que no va a tirar por ahí".

Desconfiado, nos pusimos 1-0 y nos cobraron un penal y elegí ir al lado contrario que había pateado anteriormente (la derecha). Me engañó, y no pude ganar dos Copas del Rey seguidas, que fue una pena (el año anterior la había conquistado con el Espanyol), pero logré un Zamora, que es también muy importante", recalcó Cavallero con cierta nostalgia -puedes ver el vídeo del penalti, aquí-.

Once titular del Celta en la final de Copa de 2001.
Once titular del Celta en la final de Copa de 2001.

La versión del Zaragoza, la historia de Jamelli

"Íbamos 1-1 cuando sale el penalti a José Ignacio y siempre los tirábamos o el Toro Acuña o yo. Cogí el balón y comencé a pensar que si fallaba el penalti la gente que está allí me iba a matar".

El brasileño era consciente de la responsabilidad de tirar un penalti como ese, si lo fallaba "me iban a recordar toda la vida como el chico que falló el penalti en la final". Era el momento de coger el balón y Jamelli narra como el balón en aquellos momentos le pesaba más de la cuenta, encima le tocaba tirarlo hacia la portería donde estaba la hinchada del Celta y cuando puso el balón en el punto de penalti aparece la figura de Cavallero, el portero rival.

"Jamelli, sé como tiras los penaltis y voy a pararlo porque sé que lo tiras siempre al mismo lado", palabras textuales del guardameta del Celta. Entonces el '3' del Real Zaragoza tiene que dar los pasos hacia atrás y esos 30 segundos fueron "como un año en mi cabeza" ya que se le pasaron mil cosas por ella y no sabía que hacer hasta que finalmente "pensé voy a tirar como siempre tiro y si él lo para, mala suerte".

El Zaragoza, celebrando el título de Copa.
El Zaragoza, celebrando el título de Copa.

Y así fue, Jamelli lo lanzó al lado izquierdo con su pie derecho, mientras que el guardameta argentino se venció al lado contrario de la portería. "Hoy hablo de esto con mucha tranquilidad, pero fue uno de los momentos más intensos y fuertes de toda mi vida", afirma Jamelli.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *