El acuerdo con la Sampdoria por Murillo alivia las cuentas del Celta este curso

Un contenido de:
Alberto Bravo

Viernes, 18 de Septiembre de 2020. 10:41
Murillo y Mouriño en A Sede (Foto: RC Celta).
Murillo y Mouriño en A Sede (Foto: RC Celta).

El baile de cifras en torno a la cesión de Jeison Murillo al Celta de Vigo es notable, desde Italia apuntaron que el cuadro vigués pagaba un millón de euros por el préstamo del colombiano a la Sampdoria, se hacía cargo de su ficha y se guardaba una opción de compra de siete millones fijos más tres en variables. Esas cantidades han ido cambiando y ya en la jornada de este jueves se indicaba que las condiciones de la cesión de Jeison Murillo eran muy diferentes a las que se publicaron inicialmente.

El Celta de Vigo ha conseguido un trato inicial muy ventajoso, la entidad viguesa no ha pagado nada por la cesión del central internacional por Colombia. De hecho, como apunta el Faro de Vigo, la entidad olívica ni siquiera paga la totalidad de la ficha de Murillo ya que una parte de la misma va a ser abonada por la Sampdoria.

Este acuerdo permite al Celta dejar margen en su límite salarial para intentar acometer otros fichajes, aún sabiendo que respecto al curso anterior ha tenido que bajar su techo de gasto de los 68,3 millones de euros a los 59,8 millones. Con este acuerdo la dirección deportiva buscará satisfacer con la llegada de un delantero a Óscar García. Carlos Fernández es el principal objetivo pero el club es consciente de la enorme dificultad que entraña su llegada.

Murillo con la camiseta del Celta (Foto: RC Celta).
Murillo con la camiseta del Celta (Foto: RC Celta).

El problema del acuerdo que ha alcanzado el Celta de Vigo con la Sampdoria llegará el próximo 31 de junio. El conjunto olívico tiene una opción de compra de 12 millones de euros, dos millones menos de lo que había pactado con la entidad genovesa en enero de 2020. Una cantidad muy complicada de satisfacer y que deja en el aire la continuidad de Murillo más allá de este curso.

El Celta deberá volver a sentarse a negociar con la Sampdoria si quiere seguir contando con el cafetero para la temporada 2021/22. Parece casi imposible que los vigueses paguen 12 millones de euros por un central que tendrá, en el momento de la negociación, 29 años y que impediría al Celta buscar un traspaso a posteriori, una práctica habitual en el club presidido por Carlos Mouriño.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *