LaLiga Santander
Real Valladolid
1-1, min. 66: Sergi Guardiola (p)
1-1
Jornada 3
27 de septiembre de 2020
18:30
Celta de Vigo
0-1, min. 44: Iago Aspas

El Celta arranca un empate al Valladolid en un polémico partido

Un contenido de:
Alberto Bravo

Domingo, 27 de Septiembre de 2020. 20:28

Un polémico empate, fruto de un riguroso penalti señalado a Hugo Mallo, dejan al Celta de Vigo sin el liderato provisional que Iago Aspas había imaginado con una obra de arte en forma de gol. El arbitraje, sin embargo, no puede empañar la mala imagen de un equipo siempre a remolque del cuadro pucelano. Sin ideas en ataque, supo soportar la acometidas de un equipo sin colmillos debido a lo exiguo de su presupuesto y de las siete bajas con las que saltó al José Zorrilla.

Lo que funciona no se toca, eso pensó Óscar García al confeccionar una alineación igual a la que venció al Valencia la pasada jornada. El técnico del Celta de Vigo repetía por primera vez una alineación desde que llegó al club en noviembre de 2019. Eso pensó Óscar al plantear un partido que en nada se pareció a lo que tenía esbozado en su pizarra.

A pesar de las importantes bajas con las que contaba el Valladolid, el cuadro local salió dominando el juego e impidiendo que los celestes se encontrasen cómodos sobre el césped del José Zorrilla. Sin pelota y casi sin pasar de medicampo los pupilos de Óscar García aguantaban los primeros minutos hasta que Denis Suárez falló una clarísima ocasión de gol.

Errores en ambas áreas

El mediapunta hacía lo más difícil y mandaba fuera un disparo desde el punto de penalti con Roberto, meta del Valladolid, ya en el suelo. Denis fallaba el 0-1 en el 14' de forma incomprensible. Tampoco estuvo fino Sergi Guardiola, que vio como su remate era despejado por el pie de un acertado Iván Villar, que evitó el tanto local tras ver como su compañero de vestuario había perdonado al Pucela.

Iago Aspas se marcha de dos rivales en el Valladolid-Celta (Foto: LaLiga).
Iago Aspas se marcha de dos rivales en el Valladolid-Celta (Foto: LaLiga).

El Celta no seguía mostrándose incómodo a medida que avanzaba una primera mitad con poco fútbol y con un Valladolid que buscaba colgar balones al área celeste esperando encontrar una fisura en la zaga viguesa donde Aidoo y Murillo estaban siendo muy exigidos. De nuevo Villar tuvo que intervenir tras una jugada en la que Toni Villa sentó a Olaza con sus regates. El meta de Aldán interceptó el centro del extremo local en su área chica.

Intentaba replicar el Celta con un disparo de Emre Mor tras realizar un buen desmarque con el que se zafó de su par. El remate del extremo turco se fue al lateral de las redes cuando el reloj marcaba el minuto 35 de un mal encuentro vigués. Villa volvía a poner en problemas al Celta yéndose de Tapia y obligando a Beltrán a cometer una peligrosa falta al límite del área celeste. El lanzamiento de Guardiola se fue arriba. Resistía un Celta incapaz de igualar el empuje y el ritmo impuesto por el conjunto de Sergio González.

Iago Aspas, una genialidad al alcance de muy pocos

Quien si no, el de siempre, marcaba otro gol antológico. Aspas empujado por el defensa rival era capaz de mantener la verticalidad y en la misma línea de fondo, sin ángulo posible, se inventaba un remate que batía a Roberto en el 45'. El Celta, sufriendo toda la primera mitad, se iba al descanso con ventaja gracias a un genialidad de Aspas tras asistencia de Denis Suárez.

Aspas y Nolito celebrando un gol (Foto: LaLiga).
Aspas y Nolito celebrando un gol (Foto: LaLiga).

El Celta, con la ventaja que le daba el tanto de Aspas en el bolsillo, salió a contemporizar el partido y buscar el zarpazo de un nuevo gol amparado en la velocidad de sus atacantes. El Valladolid seguía siendo superior aunque no lograba crear ocasiones de gol, salvo por un disparo al larguero de Nacho en el lanzamiento de una falta lateral.

Un penalti para la polémica

No sufría el Celta, aún sin tener el control del juego, hasta que el colegiado señaló un riguroso penalti a Hugo Mallo por derribar Kike Pérez. El contacto era mínimo pero Sánchez Martínez, amparado por el VAR, ratificó su decisión. En el 66' Guardiola, que bien pudo ser expulsado minutos antes por una durísima entrada sobre Mallo, lograba el empate.

Sergi Guardiola lanza el penalti en el partido ante el Celta (Foto: LaLiga).
Sergi Guardiola lanza el penalti en el partido ante el Celta (Foto: LaLiga).

Los cambios en el Celta habían descolocado al equipo, Brais Méndez, Baeza y Mino no eran capaces de darle mayor mordiente a un equipo que seguía siendo muy inferior al Valladolid, que había comenzado el encuentro con muchas e importantes bajas. Desaparecido en ataque, el cuadro vigués esperaba el pitido final de un mal encuentro en el que nada hacía indicar que se pudiese lograr la victoria.

Sufriendo hasta el final

Óscar reforzaba esa idea con dos nuevos cambios de corte defensivo, Okay y Araujo entraban para ayudar en los últimos minutos. Aspas acababa el partido enfurecido por claro agarrón que le impedía irse directo a por Roberto. Sánchez Martínez no señalaba la falta y acababa amonestando al moañés tras unas airadas protestas. Nada le salía a un Celta que al menos lograba salvar un punto en el José Zorrilla para seguir en la parte alta de la tabla y permanecer invicto tras tres jornadas de Liga.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *