Cuenta atrás Copa del Rey
Advertisement
LaLiga Santander
Celta de Vigo
1-1, Nolito (m. 27)
2-1, Baeza (m. 80)
3-1, Fran Beltrán (m. 84)
3-1
Jornada 11
29 de noviembre de 2020
18:30
Granada CF
0-1, Luis Suárez (m. 24)

El Celta vive en las botas de 'Magic' Aspas

Un contenido de:
Alberto Bravo

El Celta de Vigo ha ganado, algo que no sucedía desde la segunda jornada de Liga. Eduardo Coudet suma su  primer triunfo al frente del equipo gracias a las genialidades de Iago Aspas. El moañés regaló una decena de goles y de sus botas salieron las dos asistencias definitivas. El 3-1 al Granada CF es un bálsamo para los vigueses, que han dado más de un paso en la dirección correcta, aunque sigua fallando infinidad de ocasiones y mostrándose endeble en defensa.

Buena puesta en escena de un Celta que está cumpliendo con el guión escrito por Eduardo Coudet. El Chacho quiere presión, alegría y valentía, sus jugadores han entendido que ese puede ser el camino correcto y ante el Granada comenzaron mordiendo. Aspas aparecía por todo el frente del ataque celeste y no tardó en regalar un pase de gol a Santi Mina. El vigués marró ante Rui Silva lo que podría haber sido el 1-0 en el minuto seis.

Aspas seguía con su recital de fútbol y juego regalando otra asistencia a Nolito. El gaditano mandaba la pelota por encima del larguero y los celeste volvían a perdonar a un Granada que estaba a merced de los pupilos de Coudet. El dominio local era apabullante, Mallo gozaba de una nueva oportunidad de gol, pero Rui Silva frustraba el disparo del capitán. El lateral remataba una jugada al primer toque del Celta con otra asistencia de Aspas, una pesadilla para la zaga nazarí.

Error de Murillo, mazazo y reacción inmediata

El Celta perdonaba y el refrán se acababa cumpliendo a rajatabla. Una pérdida de balón coge a Murillo descolocado, Tapia no es capaz de tapar a Luis Suárez y este se aprovecha del pase de Milla para batir a Rubén Blanco en la primera aproximación del Granada.

496abdd3072e5853b95c4fdeca386497.jpeg
496abdd3072e5853b95c4fdeca386497.jpeg

El resultado era injusto para los méritos de un Celta que no se rendía. Nolito lograba empatar en el 26'. Un centro raso de Olaza era empujado por el gaditano para batir a Rui Silva. Aspas, omnipresente en el encuentro, era quien iniciaba la jugada. Tras el tanto que igualaba el partido el Celta bajaba un punto el ritmo infernal que había puesto durante media hora. Aún así el dominio era total salvo por una peligrosa contra de Luis Suárez.

Rui Silva, el mejor visitante sobre el césped, volvía a desesperar al Celta. Nolito y Aspas lograban generar una superiodad en banda izquierda para terminar dejando un pase en la frontal a Brais Méndez. El canterano no se lo pensó y de primeras buscó la escuadra del portugués, Rui Silva, muy atento, desvió el disparo del mosense en el 38'.

El Celta celebra el gol de Nolito ante el Granada (Foto: LaLiga).
El Celta celebra el gol de Nolito ante el Granada (Foto: LaLiga).

Todas las buenas sensaciones que dejaba el ataque celeste se diluían en su defensa, Murillo y Araujo dejaban patente su pésimomomento de forma y la lentitud de sus movimientos. El Granada pudo adelantarse de nuevo en el marcador pero Rubén Blanco tapó el disparo de Neva. El rechace, con un remate alto de Jorge Molina, no hubiese subido al marcador al encontrarse el veterano delantero en fuera de juego.

Luego fue Araujo el que dejó disparar sin oposición a Milla. En esta ocasión, justo al filo del descanso, la pelota no encontró portería. El trepidante duelo llegaba igualado, todo se decidiría en la segunda mitad tras ver como ambos equipos concedían muchas ocasiones de gol al rival.

Arrancaba la continuación con un ritmo más pausado, el Celta seguía disfrutando de la posesión y Nolito gozaba de la primera aproximación a la meta del Granada. Folquier se pudo jugar la roja con un codazo a Santi Mina que terminó en una falta en la que los de Coudet generaron una nueva ocasión de gol con un disparo algo desviado de Denis Suárez.

Los jugadores del Celta protestan durante el Celta-Granada (Foto: LaLiga).
Los jugadores del Celta protestan durante el Celta-Granada (Foto: LaLiga).

Volvía a perdonar Mina, solo, sin nadie que le molestase, en la línea del área pequeña y arriba, por encima del larguero. Así remató de primeras el delantero vigués tras un buena acción de Hugo Mallo. Los vigueses seguían desaprovechando oportunidades, Tapia era el siguiente en tener una clara ocasión y el Granada sobrevivía en Balaídos gracias a los desaciertos del Celta en ambas áreas.

Aspas regala la victoria

Con una posesión superior al 70% el Celta llegaba al minuto 70, donde Aspas se inventaba otra genialidad en forma de pase para un Nolito que fallaba en el mano a mano ante Rui Silva. El extremo se lamentaba de su falta de puntería. Con menos velocidad en el juego los celestes seguían buscando el tanto que les diese los tres puntos.

Coudet refrescaba su once con Okay y Baeza, ambos jugadores suplían a Nolito y  Denis Suárez. Aspas, completamente extenuado, buscó liderar una nueva jugada de ataque. Arrastró al rival, encontró la línea de pase y por fin su asistencia terminaba en gol, Baeza anotaba de rechace tras mandar al larguero su primer disparo. El Celta encontraba el justo premio a su juego pero el gol era la metáfora perfecta de lo que le estaba costando al equipo lograr marcar.

La tranquilidad llegaba en el 84', otro pase de Aspas, en esta ocasión un centro chut, ya que el moañés estaba completamente escorado le valía a Fran Beltrán. El internacional sub 21 marcaba con un disparo cruzado y ponía el 3-1 en el marcador. Coudet respiraba, Aspas también y todo el celtismo hacía lo mismo.

El partido estaba cerrado, no había nada más que jugar pero todo se complicó al final con una tangana en la que Roberto Soldado y Hugo Mallo veían la amarilla mientras que Okay, que ya había sido amonestado, veía la roja directa por agarrar del pelo a Milla. El partido acababa en el 97' con esa lamentable tangana pero con la victoria por 3-1 del Celta.

1 comentario

  1. Cachamuinha

    Pues a ver si tanto Mina (que falla más que una escopeta de feria) como Suárez (al que nunca le he visto nada, la verdad) se queda en el banquillo de ahora en adelante.
    Que ya está bien uno deambulado por el campo y retardando el juego, y otro que no sirve para rematar goles cantados.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *