Villar se prepara para una nueva reválida a la espera de conocer el fallo de Competición

Un contenido de:
Alberto Bravo

Iván Villar se prepara para volver a la titularidad mientras el Celta de Vigo espera al fallo del Comité de Competición. El club ha presentado alegaciones para dejar en suspenso la tarjeta roja que Pizarro Gómez señaló al meta celeste por una supuesta falta sobre Maxi Gómez. Desde el club vigués se señala que no hay ninguna imagen que pueda ratificar la toma de esa decisión ya que en ninguna de las instantáneas mostradas por LaLiga se confirma el contacto con el delantero del Valencia. Mientras el club espera a la decisión de Competición, que podría ser recurrida en el Comité de Apelación, Iván Villar trabaja para ocupar la portería viguesa ante el Real Valladolid.

El meta nacido en Aldán hace 23 años disputó los últimos 30 minutos del encuentro contra al Valencia en Mestalla tras la expulsión de Rubén Blanco en el 64'. Desde el 26 de octubre Iván Villar no había jugado en liga. Era la jornada jornada 7 y el Celta empataba a un gol ante el Levante en el Ciutat de Valencia. Este era el último partido que disfrutaba Villar en el campo ya que en la siguiente jornada Rubén Blanco ya estaba totalmente recuperado de su lesión.

El mosense había caído lesionado el pasado mes de julio de 2020 en el tendón directo del recto femoral derecho. El canterano tuvo que pasar por el quirófano y se perdió los últimos tres partidos de liga tras pedir el cambio en la jornada 35 ante el Atlético de Madrid.

Villar disfrutó y sufrió sobre el campo la agónica salvación del Celta en la última jornada de Liga. Durante el verano se especuló con la llegada de un portero ya que Sergio Álvarez también se encontraba en el dique seco - una lesión de la que todavía no se ha recuperado casi un año después - pero el club apostó por que Iván Villar defendiese la meta celeste los primeros encuentros de la temporada 2020/21.

Iván Villar jugó las siete primeras jornadas de liga bajo las órdenes de Óscar García Junyent. El balance colectivo fue pésimo, una victoria y tres empates que dejaban al míster al borde del abismo. Su destitución se confirmó dos encuentros después, ya con Rubén Blanco como titular. En esas siete jornadas el de Aldán tuvo actuaciones discretas, no tuvo errores clamorosos pero tampoco logró dar sensación de seguridad a una zaga frágil y quebradiza.

Villar encajó 10 goles en esos 7 partidos dejando su portería a cero solo una vez, contra el Eibar en la primera jornada de LaLiga Santander. Tras la recuperación de Rubén Blanco Iván Villar solo jugó dos encuentros de Copa del Rey, ante el UD Llanera y el Ibiza, donde recibió cinco goles en un pésimo encuentro del Celta. Ahora volverá a tener una reválida si Competición y Apelación no 'perdonan' a Rubén.

Más allá de la lucha por la titularidad, en la que Iván Villar tiene poquísimas opciones de ganar, el canterano e internacional sub 21 se juega su continuidad en el Celta de Vigo en las próximas temporadas. Con contrato hasta junio de 2023 el portero deberá decidir si sigue a la sombra de Rubén Blanco o si intenta pelear por minutos en otro equipo, traspasado o cedido.

1 comentario

  1. carlos1953futbol

    Ni Rubén ni Iván, son porteros de tercera división por lo menos a día de hoy si acaso si estuviera bien Sergio,aunque no es portero de división de honor

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *