Notificaciones
hoy
Grupo A
Grupo B
Grupo C
Grupo D
Grupo E
Grupo F

Alberto Solís: un mensaje con aroma a despedida

Un contenido de:
Alberto Bravo

Alberto Solís (Foto: RC Celta).
Alberto Solís (Foto: RC Celta).

Alberto Solís pudo haber jugado su último partido con la camiseta del Celta B. El centrocampista nacido en Tomares hace 23 años dejó en sus redes sociales un mensaje con aroma a despedida, a punto y final de una aventura que comenzó en 2015 y que podría acabar este 30 de junio si el club no decide darle una ficha en el primer equipo. Seis años donde los buenos momentos se vieron interrumpidos por las lesiones, algunas de gravedad, de las que siempre supo sobreponerse el sevillano, que con su carácter, profesionalidad y ética del trabajo se ha ganado el respeto del club y su afición.

"Qué duro, qué impotencia, cuántos sentimientos encontrados, pero vaya equipazo hemos formado", escribía Alberto Solís es Twitter poco después de la injustísima eliminación en la fase final de ascenso a Segunda ante el Bilbao Athletic.

Un sentimiento de pena para un jugador que tras recuperarse de una fractura de peroné se convirtió en una pieza clave para Onésimo en la segunda fase. En ella marcó cuatro goles que permitieron al Celta B rozar con la yema de los dedos el ascenso a la categoría de plata. Por ello Solís aseguró sentir "orgullo" de "decir que he sido parte" del cuadro filial.

A pesar de la tristeza y pena que supone la eliminación Alberto Solís auguró que "con el tiempo, valoraremos mucho más lo que hemos hecho este año" para terminar confesando que "ha sido un auténtico placer" poder jugar desde el 2017 con el Celta B. Un mensaje que suena a despedida y comienzo de una nueva aventura para el mediocampista andaluz.

Ahora debe ser el Celta el que decida si tiene plaza en el primer equipo, si continúa ligado al club y se le busca una cesión o si se opta por tomar la decisión de que no siga. En su pesar siempre quedará, si no logra llegar al primer equipo, esa pretemporada de 2019 en la que estaba citado para trabajar con el Celta. Algo que si consiguió con Óscar García cuando la pasada temporada se reanudó tras la suspensión por el COVID-19.

Fueron unos días con el primer equipo en un curso atípico en el que otros compañeros como Jacobo González sí tuvieron el premio de debutar con el primer equipo. Alberto Solís ha jugado 78 partidos con el filial marcando 11 goles, cinco este curso. Unos números que le permitirán, de no seguir en Vigo, encontrar un equipo de nivel en el que continuar una prometedora carrera.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *