Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera Division RFEF
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1
Primera División
Celta Celta
1-2, Santi Mina (m. 64)
1-2
Jornada 5
17 de septiembre de 2021
21:00
Cádiz Cádiz
0-1, Lozano (m. 38)
0-2, Espino (m. 43).

Los palos y una primera mitad infame condenan al Celta

Un contenido de:
Alberto Bravo

El Celta de Vigo sigue sin ganar, de hecho sigue sin sumar un solo punto en Balaídos. Su tercer partido de la temporada en casa se saldó con una nueva derrota que se explica en una penosa primera mitad que terminó con un equipo que se iba al vestuario con un insalvable 0-2. Con esos dos goles de Lozano y Espino le fue suficiente al Cádiz CF para llevarse la victoria porque en la segunda parte ni se acercaron a la meta de Dituro. El Celta, como un ariete que tenía como misión derribar un inexpugnable e imponente muro, golpeó con insistencia en la continuación pero las pérdidas de tiempo cadistas y la mala puntería impidieron a los de Coudet sumar al menos un empate. Un gol de Santi Mina dio esperanzas a un equipo que lamentó los palos de Aspas y Murillo en el descuento. Un punto de 15 posibles encienden las alarmas y obligan al Celta a sumar en el Ciutat de Valencia este próximo martes si no quieren meterse en problemas.

La necesidad de ganar obligaba a los dos técnicos a realizar cambios en sus equipos iniciales. Coudet apostaba por Fontán y Solari mientras que Cervera se la jugaba con Chust y Álvaro Bastida, dos jóvenes futbolistas sin apenas experiencia en la élite. El técnico gaditano había escondido su once pero no el partido que iban a plantear en Balaídos, desde el pitido inicial cedieron el esférico a los celestes para juntar sus líneas cerca de la portería defendida por Ledesma. No tardó el Celta en tener la primera gran ocasión de la noche, un centro de Mallo al corazón del área terminó con un pésimo despeje de Haroyan. El armenio ponía el balón en los pies de Cervi, que sin creerse el regalo mandaba el balón tocando la parte superior del larguero en el 4'. Los de Coudet alternaban largas posesiones con pases largos a la espalda de la poblada defensa andaluza. 

Cervi y Aspas se lamentan de una ocasión fallada ante el Cádiz (Foto: RC Celta)
Cervi y Aspas se lamentan de una ocasión fallada ante el Cádiz (Foto: RC Celta)

El Celta tocaba y tocaba ante un Cádiz que, sin complejos, esperaba atrás mientras el reloj avanzaba de manera inexorable. No había fisuras en la zaga visitante, tampoco los vigueses eran capaces de imponer un ritmo de juego que metiese en problemas a su rival, satisfecho porque en Balaídos no sucedía nada. Solo un error en la entrega de Renato Tapia animaba un partido donde el Celta quería pero no podía y el Cádiz directamente no quería. El regalo del peruano llegó a las botas de Salvi, que intentó sorprender sin fortuna a Matías Dituro desde fuera del área cuando el partido ya había superado el minuto 20. Volvía a cometer ese mismo error Tapia, la situación que buscaban los de Cervera para intentar ponerse por delante en Balaídos.

El 0-1, de estrategia

Otro mal pase, en este caso de Denis Suárez, propició la contra gaditana por medio de Salvi, que se impuso en la carrera a Javi Galán. El potente defensa central, que en Balaídos ocupaba la posición de centrocampista organizador, puso un centro dentro del área que atajó Matías Dituro. Cada minuto que pasaba se jugaba más a lo que pretendían los de Cervera, con un Celta muy lejos del área rival, incapaz de trenzar dos pases con sentido y viendo como en una acción de estrategia la zaga viguesa permitía al Choco Lozano cabecear al fondo de las mallas tras un saque de falta de Tomas Alarcón. Al filo del descanso el Celta encajaba el 0-1, un tanto que reforzaría el planteamiento cicatero pero efectivo de Álvaro Cervera.

Denis Suárez, en el Celta-Cádiz (Foto: EFE).
Denis Suárez, en el Celta-Cádiz (Foto: EFE).

El 0-2 hunde al Celta

Los males para el Celta no acababan en el tanto de Lozano ya que sin tiempo para lamerse las heridas una nueva contra del Choco Lozano terminaba con el hondureño por los suelos tras ser derribado por José Fontán. De Mera no dudaba y señalaba el punto de penalti. Como había sucedido ante Osasuna Matías Dituro era capaz de detener la pena máxima, lanzada por Salvi, pero el rechace caía en las botas de Espino, que no perdonaba el 0-2 en el 43'. El Celta había dominado el tramo inicial del choque, perdonó el 1-0, y se fue desinflando a medida que el Cádiz iba ganando confianza y metros. Mallo, con un buen lanzamiento desde la esquina del área buscó el tanto que metiese al equipo en el partido, pero Ledesma apareció para dejar a los suyos con una cómoda ventaja para la segunda mitad.

Eduardo Coudet buscaba como solucionar una desastrosa primera mitad dando entrada a Thiago Galhardo, Brais Méndez y Nolito por José Fontán, Denis Suárez y Franco Cervi. Los tres jugadores habían cuajado unos 45 minutos muy deficientes. El guion de la continuación estaba escrito de antemano por el 0-2 que reinaba en el marcador de Balaídos. El Celta se volcaba en ataque con un Cádiz que interrumpía el juego con todas las artimañas del 'otro fútbol'. Brais Méndez le había dado otro aire al equipo aunque le costaba conectar con Nolito, Aspas y Mina. Las áreas eran el gran problema de los vigueses en este comienzo de temporada y el gol de Santi Mina fue el mejor ejemplo de ello. El vigués puso el 1-2 en el 64' tras dos disparos de Iago Aspas. En el segundo rechace marcaba el Celta para meterse en el partido.

Acoso y derribo final sin éxito

Santi Mina, junto a Chust, Fali y el árbitro durante el Celta-Cádiz (Foto: LaLiga).
Santi Mina, junto a Chust, Fali y el árbitro durante el Celta-Cádiz (Foto: LaLiga).

Rondaba el segundo tanto un Celta que ahora sí llegaba con peligro a la meta de Ledesma. Álvaro Cervera, consciente de los problemas que ahora sí tenía su equipo, buscaba romper de nuevo el ritmo del encuentro con Jonsson, Álex Fernández y Osmajic en el minuto 72. Cada vez que un atacante vigués se hacía con la pelota llegaba la falta visitante, consciente del importantísimo botín que eran los tres puntos de Balaídos. Mina, primero de cabeza y después de remate acrobático, pudo poner el 2-2 en el marcador. Aspas y Galhardo combinaban con peligro en el área cadista pero el resultado no cambiaba y el tiempo se iba agotando.

Los vigueses se estrellaban ante un muro una y otra vez, lo que sus defensas no eran capaces de parar con fútbol lo hacían con faltas. El Celta intentaba el milagro pero la diosa fortuna le era esquiva. Aspas se inventaba un remate imposible que se estrellaba en el larguero con el tiempo reglamentario cumplido. Aún tenía una más el cuadro vigués, otro larguero. Murillo cabeceó al palo un centro de Aspas ante los lamentos de sus compañeros, que no entendían como era posible tan mala suerte. Los puntos se volvieron a escapar de Balaídos una jornada más con un Celta que necesita sumar ya de tres en tres para no meterse en problemas nada más empezar el curso.

5 comentarios

  1. Pilo

    Coudet no rectifica su esquema de juego, es un cabezota.
    Con la pésima defensa que tenemos, no podemos jugar con un solo pivote. Para mi la solución pasa por cambiar a Beltrán por Brais (que no sé que le han visto, no se sabe a que juega y lo falla todo).
    En defensa Hugo y J. Galán están bien, Murillo -cuando se entone- también, lo demás... Araujo es lentísimo; Aidoo se desconcentra permanentemente; Fontán no está para el primer equipo y seguramente Domínguez sea el mejor cuando adquiera experiencia. Posiblemente la única solución sea reconventir provisionalmente a Okay - que es un magnífico jugador- en central.
    A Coudet lo echaría si no ganamos mañana, pero la culpa es de la directiva por fichar tan mal.

  2. Un celtista más

    Hace cuatro años que nuestro Celta recibe una media de dos goles por partido. Con eso solo se puede estar en primera de milagro, que es lo que ha pasado estos últimos años.
    Me parece que hasta aquí hemos llegado.
    Ahora, no podemos decir que no hemos tenido tiempo de cambiar las cosas.

    Una pena

  3. SL

    Vergonzosa primera parte en juego y actitud. En la segunda, ya con el agua al cuello, se demostró que, si se quiere, se puede, pero ya demasiado tarde y, como era de esperar, acabaron ahogándose. Si todos se emplearán como Mina, luchando sin escatimar esfuerzos y peleando cada pelota, al menos, no se sentiría tanta decepción, aún perdiendo. Ya no vemos la verticalidad y presión alta del año pasado, solo mediocridad y errores de bulto, sobre todo, en una defensa endeble que encaja goles como un coladero y mostrando una actitud impropia para su nivel. Demasiado pase horizontal en la medular; un Denis que debería hacérselo mirar; unos fichajes que no justifican su valor, salvo Dituro y Galán (por salvar a alguien); un Aspas que está muy lejos de su nivel; un Mallo que sólo relampaguea en 2 ó 3 jugadas; Nolito lo intenta, pero está lento, aunque mejor que Cervi... Muuucho que mejorar en conjunto!! Ya estamos en Defcon 2 a la 5a. jornada. O esto cambia radicalmente o nos meteremos en un pozo de difícil salida. Si desde el principio jugaran como los últimos 20 minutos de ayer, otro gallo cantaría. P*** manía de hablar de Europa antes de empezar. El objetivo es media tabla y, si todo va bien, pelear por más. Lo primero es lo primero y no se puede vender la piel del oso antes de cazarlo ¿Es que no aprendemos? Así no, señores!! Hala, a recuperar lo perdido con los rivales que nos vienen y a jugar desde el principio como habéis demostrado ayer que se puede, pero al final y tarde. A ponerse las pilas ahora para evitar lloros al final

  4. @000

    Bueno amigos, pues esto es lo que hay.. y la conclusión sencilla y breve: o recuperamos la mejor versión de Iago, la que nos ha ido manteniendo donde estamos o somos carne de cañón.

    Decía el maestro García que "en ocasiones lo peor no es la derrota sino la cara que se te queda". Yo iría un paso más allá: el modo en que se encara la semana. Hemos de hacer las cosas que tengamos que hacer.. pero el desánimo las vuelve montañas, tan verticales que falta voluntad para escalarlas todas.
    Tal la escasez que la simple redacción de esta nota me está costando, pusilánime hasta para sacar la sangre a pasear y pegar alguna rajada.
    Mejor lo dejo aquí

  5. angel

    este juego nunca le fue bien al celta el dominar la pelota si no tienes delanteros determinartes como el barcelona no te sirve a unzue hacia el mismo juego pero ganaba de ve en cuando y no le renovaron pero coudet cada vez peor ni ganan ni ganaran jugando asi suerte

Enviar comentario Ver los 5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando