Notificaciones
LaLiga Santander
Sevilla Sevilla
1-2, Papu Gómez (m. 71)
2-2, Óliver Torres (m. 74)
2-2
Jornada 22
22 de enero de 2022
18:30
Celta Celta
0-1, Cervi (m. 37)
0-2, Iago Aspas (m. 40)

El Celta arranca un meritorio y agridulce empate al Sevilla

Foto autor

Un contenido de:
Alberto Bravo

El Celta de Vigo ha logrado un meritorio empate ante uno de los aspirantes a pelearle el título de Liga al Real Madrid, el Sevilla FC. Un 2-2 que sabe a poco tras llegar al descanso con un claro 0-2 obra de Cervi y Aspas. La baja de Aidoo en la segunda mitad, unido a unos cambios que hicieron que los de Coudet se fuesen muy atrás, permitió que el Sevilla marcase dos goles en apenas tres minutos. Cuando peor lo estaba pasando el Celta volvieron a apretar los dientes para alejar al Sevilla de su campo. Aspas y Óliver Torres pudieron decantar el partido del lado celeste o rojiblanco pero ninguno de los estuvo acertado en un partido agotador al que ambos equipos llegaron muy justos por lo que dieron por bueno el empate 2-2 final.

No tardó ni dos minutos Iago Aspas en levantar al público presente en el Sánchez Pizjuán de sus butacas. El moañés encontró un espacio a la espalda de Acuña para hacer una de sus diabluras. Su pase atrás no encontró a un compañero. Tampoco lo encontró Dituro en un error que no supo aprovechar Ocampos en un arranque intenso de partido. A pesar de las bajas el Sevilla era capaz de hacerse con el control del partido ante un Celta que sabía que le iba a tocar replegar líneas, jugar juntos y esperar su oportunidad.

Tecatito Corona, el último fichaje del Sevilla, quería todos los balones y probaba fortuna ante un atento Dituro. Buscaban los hispalenses meter al Celta en su área con varios centros que no encontraban la peligrosa cabeza de Rafa Mir. Los minutos pasaban y los de Coudet llegaban a la primera media sin sentir el aliento del rival en su cogote. Ocampos y Rafa Mir apenas eran capaces de intervenir y solo Corona era capaz de inquietar al cuadro celeste.

Franco Cervi celebra su gol durante el Sevilla-Celta en el Ramón Sánchez Pizjuán (Foto: Kiko Hurtado).
Franco Cervi celebra su gol durante el Sevilla-Celta en el Ramón Sánchez Pizjuán (Foto: Kiko Hurtado).

Un error de Aidoo, que midió mal ante Rafa Mir pensando que el sevillista no iba a llegar, pudo convertirse en el 1-0 pero Dituro salió al borde del área para despejar el cuero. No tardó el cuadro hispalense en protagonizar una triple ocasión de gol por medio de Ocampos, Acuña y Tecatito. Este último mandó el esférico a las nubes en el 35'. Perdonó el Sevilla y lo aprovechó el Celta. Del posible 1-0 se pasó al 0-1 por medio de Cervi. El  volante zurdo fusilaba a Dmitrovic en el 37'. Se equivocaba Acuña con un mal despeje de cabeza. Mina se hacía con la pelota y disparaba sobre la meta del serbio, su despeje llegaba a las botas del volante argentino para que Cervi abriese el marcador.

Sin tiempo para asimilar el golpe el Celta lograba el segundo gol del partido por medio de una definición perfecta de Iago Aspas. Se equivocaba el Sevilla en la salida del balón. El moañés se hacía con la pelota en la frontal y con toda la tranquilidad ponía el cuero al palo largo. Dmitrovic nada tuvo que hacer más allá de recoger la pelota del fondo de sus mallas. Los de Coudet se ponían 0-2 en un estadio hasta ahora inexpugnable. Ni el remata acrobático de Ocampos al filo del descanso tras centro de Tecatico logró que el Sevilla recortase la desventaja.

La segunda mitad en el Pizjuán se hace muy larga

Con 45 largos minutos por delante el Celta quería volver a poner en práctica el planteamiento que tan bien había funcionado el pasado miércoles ante Osasuna. La solidez defensiva que ha logrado Coudet en el equipo permitía soñar con tomar el Sánchez Pizjuán para acercarse más y más a la séptima plaza. No era capaz el Sevilla de acorralar a los vigueses a pesar de los cambios introducidos al descanso. Era el Celta quien disfrutaba de la mejor ocasión de la segunda mitad en el 57'. Un pase cruzado a la frontal del área hispalense era cortaba in extremis por Diego Carlos. El central brasileño salvaba a los suyos de un más que posible 0-3 ya que Santi Mina se quedaba completamente solo ante Dmitrovic.

Joseph Aidoo y Hugo Mallo defienden a Corona durante el Sevilla-Celta en el Ramón Sánchez Pizjuá
Joseph Aidoo y Hugo Mallo defienden a Corona durante el Sevilla-Celta en el Ramón Sánchez Pizjuá

Eduardo Coudet reforzaba la medular dando entrada a Renato Tapia por Denis Suárez. Además cambiaba a Cervi, con amarilla, por Nolito. El tercer cambio era obligado. Aidoo sentía unas molestias, se iba al suelo y el Chacho no tenía más remedio que recomponer su zaga con Murillo. Al Celta le quedaba casi media hora por delante para aguantar el 0-2. Con las líneas muy juntas los de Coudet esperaban a un Sevilla sin mordiente. Solo un disparo de Óliver Torres inquietaba a un Dituro inédito tras el descanso pero su disparo se iba a las nubes.

Papu Gómez recorta distancias

Una genialidad del Papu Gómez en el 70' ponía el 1-2 en el marcador. El argentino recibía en la esquina del área, se iba de Aspas y, desde la frontal, ponía el cuero en el segundo palo. Dituro no llegaba al zurdazo del Papu. Como un jarro de agua fría llegaba el segundo del Sevilla poco después. Un ataque por banda izquierda era finalizado por Óliver Torres en el corazón del área celeste. El mediocampista remataba libre de marca ante un defensa que pedía fuera de juego posicional de Iván Romero, que el colegiado no tuvo en cuenta al considerar que el futbolista no interfería en la jugada.

Jordán ante el Celta (Foto: Kiko Hurtado)
Jordán ante el Celta (Foto: Kiko Hurtado)

El Sevilla lograba empatar el partido en solo dos minutos ante un Celta desarbolado sin Aidoo. El partido estaba completamente roto, algo que casi aprovecha Aspas para poner el 2-3 en el marcador. En lugar de probar suerte desde dentro del área puso un centro atrás que no encontró rematador.  En el ida y vuelta Óliver Torres, que había fallado en la contra de Aspas, estrellaba el balón en la cepa del poste de la meta de Dituro.

El partido se le estaba haciendo muy largo a un Celta que agotaba los cambios con Solari y Galhardo por Brais y Mina. También se le hacía largo a un Sevilla con muchas bajas y pocas opciones en el banquillo. Como si ambos equipos diesen por bueno el empate los últimos minutos del encuentro bajaban de revoluciones. Los de Coudet eran capaces de alejar el balón de su campo lo que les garantizaba no poner a prueba una zaga más endeble sin Aidoo. Tras verse arrollado por el Sevilla los celestes supieron apretar los dientes impidiendo la remontada hispalense. El Celta sumaba un más que meritorio empate que sabe a poco tras haberse puesto 0-2 por delante pero que permite a los vigueses seguir sumando resultados positivos que permiten augurar que la salvación se alcanzará dentro de pocas jornadas.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando