Celta - Liverpool, lo recordamos
Secciones

17 años de la noche mágica ante el Liverpool

Un contenido de:
Gustavo Agulla

Martes, 24 de noviembre de 2015. 14:30

Reportar vídeo

Para el Celta noviembre era sinónimo de noches europeas, noches de gloria, como la que sucedió tal día como hoy hace 17 años, el Celta vencía 3-1 al Liverpool en un partido para recordar.

Era 1998 y el Celta de Víctor afrontaba los octavos de final de la Copa de UEFA, una eliminatoria que parecía muy complicada. El Celta había goleado sin piedad al Arges Pitesti de Mutu y eliminado a un gran Aston Villa, líder de la Premier en ese momento, pero el Liverpool de Owen, Fowler, McManaman o Berger parecía mucho rival para un Celta que casi debutaba en europa, tan solo esa efímera eliminatoria ante el Aberdeen escocés en los 70 figuraba como la única experencia previa de este equipo en la UEFA.
El terreno de juego estaba en perfecta condiciones pero el Celta se presentaba con bajas en Balaídos, y no eran unas bajas cualquiera: Michel Salgado y Haim Revivo no podían jugar. Víctor rediseñó al equipo, cambió el dibujo habitual del 4-2-3-1 por una defensa de 3 centrales compuesta por Oskar Vales, Cáceres y Djorovic para proteger a Dutruel en la puerta. Colocó el doble pivote por excelencia del celtismo, Mazinho y Makelele, como carrileros largos Tomás jugaba por banda izquierda y don Valey Karpin lo hacía en la derecha, la mediapunta para Mostovoi aun con el 20 a la espalda y arriba Penev y Sánchez, la mezcla perfecta entre calidad y pillería.
Corría el minuto 34 cuando un balón a la espalda de los tres centrales del Celta lo aprovechaba Owen para poner el 0-1 en el marcador. El sueño europeo se le escapa al Celta. Pero aquella noche tenía algo mágico y todo podía suceder en Balaídos. En una segunda parte prodigiosa, donde aquel equipo destapó el tarro de las esencias el Celta, fue haciéndose dueño del balón y los goles fueron cayendo uno a uno: primero Mostovoi empata el partido tras una dejada de cabeza de Sánchez, una jugada que había empezado el ruso con un taconazo mágico hacia Tomás. Y entre los rusos fue el segundo gol, córner botado por Mostovoi, falla en el despeje Heggem y Karpin pone el 2-1, todo ello en 5 minutos mágicos. Pero aun quedaba el colofón, era el minuto 92 y de nuevo tras un error defensivo del Liverpool la pelota le cae en el área al de siempre, al 10 del Celta, Vlado Gudelj, para cerrar la remontada con el 3-1 y desatar el delirio de Balaídos.
Un 24 de noviembre, una noche mágica en Balaídos. Unas semanas después Revivo y su aguanís nos convertían en el primer equipo español en ganar en Anfield, pero eso es ya otra historia.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *