El espíritu de Zapater

Un contenido de:
Pedro Bellido

Lunes, 15 de Junio de 2020. 11:38
Zapater en el partido ante el Alcorcón (Foto: Daniel Marzo).
Zapater en el partido ante el Alcorcón (Foto: Daniel Marzo).

Regálate volver. Dos palabras intentaron significar todo. Pero la respuesta fue una triste profecía. “El regalo es ganar”. Alberto Zapater tenía claras sus prioridades cuatro horas antes del partido. Salió todo mal. El titánico regreso de un hombre que volvía de sus enésimas tinieblas quedó eclipsado por una dura derrota. Durísima. Una cosa es que pudiera pasar y otra que sucediera. Y el cómo sucedió añadió todavía más tristeza a un momento esperado por muchos, deseado por un futbolista inquebrantable que tiene detrás a una legión de incondicionales y a una familia cuyo corazón ha podido una vez más con todo.

Pero el regreso de Zapater a los terrenos de juego debería significar un haz de luz al que agarrarse ahora que, un partido después y dos puntos de ventaja todavía de ascenso, carga de razones al infinito pesimismo aragonés. Ya se sabe que en esta tierra, en cualquier momento pero aún más en el viento favorable, quien más quien menos siempre piensa que si algo se puede joder, inexorablemente se joderá.

Mal haría el zaragocismo en quedarse con el fisco vivido ante el Alcorcón. Y mal haría porque en la negritud del resultado sobresalió algo importante a lo que agarrarse: el espíritu de su capitán. Poca montaña insalvable parece una simple derrota al lado de la lucha que aún queda. Al lado de la lucha particular que ayer, uno de los leones del escudo, ganó para sí mismo y para todos. Si Zapater ha conseguido volver a ser futbolista después de tan inmenso calvario, una derrota (muy dolorosa) no debe significar sino un motivo de rabia para salir adelante.

A ese espíritu debe agarrarse ahora el equipo. Al espíritu del ascenso. Porque caerán las tejas al fondo de los pozos; pero entre los escombros y entre los muertos habrá siempre una lengua viva para decir que Zapater, Zaragoza, no se rinde.

Ese es el espíritu. Ni más ni menos.

Zapater, durante su recuperación (Foto: Dani Marzo).
Zapater, durante su recuperación (Foto: Dani Marzo).

1 comentario

  1. Juan

    A ti moderador no te interesa un plan de 200.000 o más euros sabiéndose lesionado y jubilado.
    A mi sí me interesa ,este año igual cambio la tarjeta de socio y me pongo el fútbol en la tele , podré ver el espíritu pesetero de Zapatero y el barsa madrid.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *