Papu y Verdasca quedan malheridos en la accidentada primera parte de Albacete

Un contenido de:
Eduardo García

Viernes, 28 de Septiembre de 2018. 22:07
Papu saliendo del Carlos Belmonte en camilla (Foto: LaLiga)
Papu saliendo del Carlos Belmonte en camilla (Foto: LaLiga)

Dos lesionados en la primera mitad para el Real Zaragoza en Albacete. Papu y Verdasca salían lesionados prácticamente en el mismo minuto de la primera mitad. Por ello, Idiakez se veía obligado a darles relevo. Marc Gual y Grippo entraban al césped para intentar la remontada en el Carlos Belmonte.

El minuto de las lesiones

Cuando ya el marcador lucía un 2-0, corría el minuto 38 de juego cuando en un balón dividido, un pelotazo dejaba tumbado a Papu en el campo contrario. El colegiado detenía el partido para atender al georgiano. En la caída del salto por ese balón dividido, Papunashvili caía con todo su peso sobre su pie derecho, que posaba sobre el verde de forma torcida. Se le hincaba enseguida al georgiano el tobillo.

Álvaro Vázquez avisaba del cambio al banquillo, y menos de un minutos más tarde, el árbitro volvía a parar el juego. Verdasca estaba sentado sobre el césped. El portugués parecía haber sufrido un pinchazo, un problema muscular, por lo que Idiakez se veía obligado a hacer la sustitución al mismo tiempo.

Las bajas de Papu y Verdasca

Papu se estrenaba como titular en liga en Albecete. Esta temporada, hasta el momento, no había comenzado el partido de inicio. En Copa del Rey, frente al Deportivo, sí lo hizo, partido en el que se estrenó como goleador esta campaña. También hay que recordar que estuvo convocado con su selección, por lo que se perdió los partidos frente a Las Palmas y Oviedo.

Por su parte, Verdasca estaba siendo un fijo para Idiakez, ya fuera como pivote al inicio por la baja de Eguaras, o en su posición natural, en el centro de la zaga. Lo había jugado prácticamente todo, pero este inesperado pinchazo obligaba a que fuera sustituido en un partido poco reconfortante para el jugador, ya que su equipo iba perdiendo 2-0, había anotado un gol en propia puerta y se tenía que marchar antes de hora.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *