Último ensayo antes de Gijón

Un contenido de:
D.M.

Viernes, 04 de Enero de 2019. 13:34

El Real Zaragoza ha realizado su último entrenamiento previo a tomar rumbo a Gijón, donde se enfrentará al Sporting el próximo sábado. Una sesión marcada por el intenso frío, que ha teñido de blanco la Ciudad Deportiva y por la presencia durante una jornada más de la práctica totalidad de la plantilla a las órdenes de Víctor Fernández.

Una sesión que ha contado con varios condicionantes. El primero, el largo viaje hacia tierras asturianas, que ha obligado a adelantar la rutina blanquilla una hora. Así, tanto la rueda de prensa del entrenador como el entrenamiento se han adelantado. De esa manera, también el frío ha tenido mayor presencia, con la escarcha cubriendo el césped y una densa niebla durante algunas fases de la sesión.

Más allá de lo anecdótico, la situación ha requerido de cierta precaución en los primeros compases del trabajo, especialmente en las acciones que requerían de mayor equilibrio, para evitar la caída de los jugadores. Unos futbolistas ataviados con todo tipo de prendas de abrigo que no han tardado en entrar en calor gracias a los ejercicios físicos y con balón propuestos por el cuerpo técnico.

Tras desentumecer los músculos en un primer apartado en el que el físico ha tenido mayor relevancia, ha sido el balón el que ha tomado mayor protagonismo. Un esférico que debe ser el factor principal por el que el Real Zaragoza compita cara a cara con su próximo rival, el Sporting de Gijón. Así lo ha deseado Víctor Fernández en su comparecencia ante los medios.

Al partido llegarán los aragoneses con los deberes hechos y la lección aprendida después de una semana larga de entrenamiento, con reacondicionamiento para los jugadores tras el parón y con la introducción de conceptos y táctica que permita seguir desarrollando la idea de fútbol que desea el técnico para el equipo.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *