Álvaro Vázquez, Marc Gual, Jorge Pombo y su sequía anotadora.

Sequía en la delantera

Un contenido de:
Manu González

Lunes, 21 de enero de 2019. 21:46
Marc Gual en el partido frente al Málaga (Foto: Daniel Marzo).
Marc Gual en el partido frente al Málaga (Foto: Daniel Marzo).

Cuatro goles lleva el máximo goleador del Real Zaragoza. Para encontrar el nombre de Álvaro Vázquez en la lista de máximos anotadores de LaLiga 1|2|3 habría que irse hasta muy abajo. Y es que sólo Nàstic, Reus, Majadahonda y Tenerife no tienen jugadores que hayan pasado de los cuatro goles. Un problema que no se había dado hasta ahora: en todas las campañas en Segunda, el Zaragoza había tenido uno o varios realizadores destacados. Roger y Henríquez a estas alturas de 2014, Borja Bastón y Pedro en 2015, Ortuño en 2016 (aunque se marchó en invierno), Ángel en 2017 o Borja Iglesias en 2018. Este año no hay manera de que los delanteros marquen.

Álvaro Vázquez, con sólo cuatro, no lo hace desde principios de noviembre. Marc Gual sólo lleva dos. Incluso Pombo, que se ha desempeñado como ariete, anda apagado en ese aspecto. Con sólo tres goles, el canterano es el que más dispara del equipo. Sus 39 tiros, 16 de ellos a puerta, no han demostrado gran puntería. Gual tiene números similares. Con Víctor Fernández, el Zaragoza genera mucho juego ofensivo, pero no acierta entre los tres palos como debería. Ante el Rayo Majadahonda, la remontada llegó gracias a la inspiración de Eguaras y Soro. Hasta entonces, Marc Gual lo intentó sin acierto. Jorge Pombo no tuvo su día, y  Vázquez no pudo disparar a puerta... apenas vio el balón.

De cara al partido contra el Real Oviedo, Víctor tendrá que encontrar la forma de que sus delanteros empiecen a ver puerta. Álvaro Vázquez tuvo buenos minutos ante el Extremadura, y Gual lo intenta pero sin éxito. Porque por más que hayan mejorado el juego y las sensaciones, al Zaragoza se le van los puntos por culpa de las mismas carencias que llevan dándose los últimos meses. Y una de los más claras es la del desacierto en el remate.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *