Víctor Fernández siguió el entrenamiento desde la grada de La Romareda

Cambio de perspectiva para observar al equipo

Un contenido de:
D.M.

Viernes, 22 de marzo de 2019. 20:17

El Real Zaragoza ha llevado a cabo un entrenamiento algo diferente a lo que acostumbra en la mañana del viernes. Trasladados a La Romareda, el cuerpo técnico ha preparado un partidillo con el que limar algunos de los detalles que todavía restan de cara al encuentro que el equipo disputará el próximo lunes en Mallorca.

Tras algunos ejercicios de calentamiento con y sin balón, Víctor Fernández ha repartido petos para una parte de la plantilla, dejando el grupo dividido en dos. Una alineación que bien podría ser la elegida por el técnico de cara al encuentro de Son Moix, y otro equipo, con algunos nombres importantes del equipo, como Javi Ros, Lasure, Pombo y Álvaro Vázquez, junto a algunos futbolistas del filial, como Torras y David Vicente.

Una vez el balón ha echado a rodar, tanto el entrenador como su ayudante, José Luis Loreto, se han subido a la grada para poder observar los movimientos de ambos equipos desde una perspectiva diferente, más elevada y mejor para valorar determinadas acciones que suceden sobre el césped. Pese a la distancia, Víctor Fernández no ha perdido detalle de lo que hacían sus jugadores, a los que no ha dudado en corregir y alentar desde la distancia.

Fórmula ligeramente diferente a la que acostumbra a llevar a cabo el equipo aragonés y de difícil réplica en las instalaciones de la carretera de Valencia, que debe servir para afrontar con plenas garantías el choque del lunes en Son Moix, donde el Real Zaragoza se encontrará con un RCD Mallorca enrachado y con el firme deseo de conseguir un buen resultado para seguir enganchado a la lucha por el ascenso a LaLiga Santander.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *