Cristian Álvarez vuelve al césped antes del partido frente al Córdoba

Cristian, al rescate

Un contenido de:
D.M.

Jueves, 25 de abril de 2019. 18:34
Cristian detuvo un penalti al Córdoba la pasada campaña (Foto: Daniel Marzo).
Cristian detuvo un penalti al Córdoba la pasada campaña (Foto: Daniel Marzo).

El Real Zaragoza es probablemente el equipo que más finales ha disputado durante las últimas temporadas. Cuando el objetivo no ha sido el de la lucha por el ascenso, la misión ha sido evitar el descenso. Precisamente lo que tratará de hacer el equipo aragonés en un nuevo capítulo de su historia negra el próximo fin de semana en Córdoba.

Un encuentro al que la afición blanquilla llegará intranquila. El vértigo que supone asomarse al abismo, pese a que siga habiendo margen para el error, es capaz de provocarle sudores fríos a más de uno. Más si cabe, después de saber que tu mejor jugador durante la temporada, el que nunca (o casi), ha fallado al más alto nivel, comienza la semana sin entrenar.

Es el caso de Cristian Álvarez, el portero argentino del Real Zaragoza, que le ha puesto el susto en el cuerpo a la parroquia aragonesa. Tras una semana de tranquilidad, con tres puntos cosechados por decreto, el rosarino comenzó la semana de la final frente al Córdoba trabajando en solitario, alejado de sus compañeros.

Una imagen que se ha seguido repitiendo día tras día hasta esta misma mañana de jueves, en la que el arquero, por primera vez, se ha dejado ver, aún portando guantes y botas en la mano. Según ha descubierto el club, el futbolista blanquillo ya ha trabajado sobre el césped, realizando trabajo específico y la recuperación de sus molestias en el costado va a buen ritmo, suficiente para saltar el domingo al Nuevo Arcángel de Córdoba.

Una presencia que le otorga un salto de calidad al Real Zaragoza, que si de algo puede presumir esta campaña es de contar con el mejor portero de la categoría. El mismo, que hace poco más de un año atrás, ya salvó el puesto de Natxo González en la jornada 24 de la temporada pasada, cuando el equipo andaluz llegó a La Romareda en descenso, a 8 puntos de los blanquillos, que se situaban apenas a tres del descenso. Entonces, Cristian Álvarez paró un penalti en los minutos finales para iniciar la gran remontada que llevaría al equipo hasta la tercera plaza.

Un alivio para los aragoneses, que necesitan de sus mejores hombres para afrontar otra gran final, la de cada semana.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te avisamos de tus noticias favoritas

Suscríbete gratis y te llegarán las alertas con las noticias que más te interesan.

Elige lo que más te gusta: