Secciones

Cristian Álvarez: el 'Santo' se hace centenario

Un contenido de:
Daniel Marzo

Martes, 25 de Febrero de 2020. 11:36

100 partidos. Es la cantidad de encuentros que Cristian Álvarez ha disputado con la elástica del Real Zaragoza. Tiempo más que suficiente para convertirse en uno de los grandes ídolos de la afición blanquilla. El héroe silencioso que ha sido capaz de ganarse a La Romareda evitando goles en lugar de haciéndolos.

Porque la vida es más fácil para los delanteros, cuya labor es agradecida. Así, nombres como los de Borja Bastón, Borja Iglesias o Luis Suárez resuenan en los cimientos del coliseo zaragozano como los hombres que han hecho disfrutar a la afición aragonesa con sus goles. Otra cosa es la portería. Allí pocos han estado a la altura, pero Cristian Álvarez se ha convertido en guardián de la Puerta del Carmen. El argentino ha encontrado su lugar en el mundo y el Real Zaragoza, el arquero que añoraba desde hacía una década.

Criado en las inferiores del club de su ciudad, Rosario, no tardó en dar el salto a Europa de la mano del Espanyol, con apenas 23 años, en 2008. En el club catalán le costó hacerse un sitio, hasta la temporada 2011/12. En aquella y la siguiente alternaría en la portería con Casilla. Para Cristian Álvarez los billetes tenían ida y vuelta. Tras regresar a Argentina, a las filas de San Lorenzo de Almagro, regresaría de nuevo a España, concretamente al Rayo Vallecano, donde volvería a alternar en la portería con su compañero Toño. De vuelta a San Lorenzo y tras pasar por Cerro Porteño, la vida de Cristian dio un vuelco.

Amante del rock y la lectura, el argentino se había mostrado como un futbolista diferente, más cercano al común de los mortales que gran parte de sus compañeros de profesión, alojados en muchos casos dentro de la burbuja que forman el éxito y el dinero. Lejos de aquello, Cristian Álvarez decidió recluirse en la montaña, volver a disfrutar del fútbol amateur y reconciliarse con lo todo lo que había dejado atrás.

Cristian Álvarez detiene el penalti al Córdoba (Foto: Daniel Marzo).
Cristian Álvarez detiene el penalti al Córdoba (Foto: Daniel Marzo).

Así llegó al Real Zaragoza. Perseguido por las dudas sobre el rendimiento de un jugador que llegaba al club aragonés desde el retiro voluntario, pero que no tardó en disipar las dudas. Dos partidos en Copa y rápidamente el salto a la titularidad en LaLiga en una temporada que comenzó difícil y acabó en tragedia. La de la gran remontada, iniciada, entre otras cosas, con aquel penalti detenido al Córdoba en La Romareda. Un equipo, el de Natxo González, que logró alzarse hasta la tercera posición, pero que cayó en la promoción frente al Numancia. La segunda temporada fue todavía más complicada. Llamada a ser la confirmación de aquel equipo, terminó por ser un calvario, salvado únicamente por las actuaciones del portero y por la llegada de un Víctor Fernández que consiguió darle la vuelta a la dinámica negativa del equipo.

Así ha llegado a ser centenario en el Real Zaragoza Cristian Álvarez. Apareciendo como faro y guía del equipo tanto en los momentos buenos como en los malos. Liderando desde la discreción, sin levantar la voz, pero marcando el camino a sus compañeros con un rendimiento regular que ha convertido en cotidiano la ejecución de uno o dos milagros por partido. Y como dijera en una de sus últimas declaraciones públicas, “es muy bonito lo que estamos viviendo y también lo que tenemos por delante”. Porque Cristian Álvarez sigue en busca de la felicidad, la propia y la que quiere compartir con la afición del Real Zaragoza.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *