LaLiga SmartBank
Real Zaragoza
1-4, m. 90+3: Linares
2-4, m. 90+5: Kagawa (p)
2-4
Live
Jornada 40
12 de julio de 2020
21:45
Real Oviedo
0-1, m. 15: Obeng
0-2, m. 45: Marco Sangalli
0-3, m. 80: Bárcenas
0-4, m. 90: Ortuño

Humillación sin precedentes

Un contenido de:
Eduardo García

Domingo, 12 de Julio de 2020. 23:43

Esperpento. Debacle. Desastre. Incluso vergüenza, para quien así le parezca. El Real Zaragoza cayó humillado ante el Real Oviedo. Derrota por 2-4 ante los asturianos cuando menos podía fallar el cuadro de Víctor Fernández. La mayor losa posible en el peor momento. La impotencia se apoderó del juego blanquillo y la lastra física volvió a aparecer. El Real Zaragoza se despide así del ascenso directo y pone en serio peligro a la promoción. Ni los resultados, ni el juego, ni las sensaciones auguran un futuro cercano con éxito para los blanquillos.

Una vez más, cuando parecían haberse olvidado los inicios dubitativos, el Real Zaragoza entraba frío al choque. El Oviedo sorprendía al cuadro blanquillo apareciendo sobre el césped de La Romareda de manera muy atrevida. Tanto que en los primeros minutos, los asturianos gozaban de tres oportunidades. Arribas, Obeng y Luismi metían el miedo en el cuerpo de unos jugadores que parecían no saber dónde estaban ni qué se estaban jugando.

Tanto fue el cántaro a la fuente que al final se rompió. Zapater perdía la marca de Luismi, que, tras cogerle la espalda al capitán, entraba como Pedro por su casa por la banda derecha. Nieto también había salido marcando a Sangalli. El lateral diestro, completamente solo, ponía un gran balón raso y potente que Obeng marcaba a placer. Atienza, en primera instancia, y Cristian después no conseguían sacar la pelota de ahí. Y el delantero ghanés inauguraba el marcador.

Desesperación en el Real Zaragoza. Los blanquillos no encontraban la fórmula en el juego y el Oviedo estaba siendo superior, encontrándose cómodo sobre el verde. Raúl Guti fue uno de los primeros en probar suerte. Luis Suárez se desenvolvía en las inmediaciones del área de Lunin y le cedía un balón templado al centrocampista. Disparo de primeras que se marchaba cercano a la escuadra derecha.

Cuando parecía entrar al partido el equipo zaragozano, el Oviedo volvía a aparecer en el área de Cristian. Y con doble susto para el meta de Rosario. Primero, en un balón largo, el balón se le pasó por debajo de las piernas ante la presión de Obeng, pero finalmente conseguía despejar a córner. En ese mismo saque de esquina, el esférico le acababa cayendo a Tejera en la frontal. El centrocampista probaba suerte y a Cristian se le escapaba la pelota. Por suerte, la portería no era más grande y la jugada no acababa en gol.

Tras la pausa para la hidratación, en la que se veía a Víctor Fernández darles una incesante charla a sus pupilos, Luis Suárez volvía a protagonizar una acción de las que le gustan al colombiano. A la carrera y yéndose de los defensas, terminaba la jugada con un pase atrás, al punto de penalti, donde no encontraba a nadie. Después, Puado, al que le costó encontrar el sitio, le dejó un buen balón dentro del área al cafetero, pero la defensa carbayona repelía el disparo al rincón de la bandera.

A punto de finalizarse los primeros 45 minutos, de nuevo, falta innecesaria en un costado del área blanquilla. Vigaray caía en la trampa del exzaragocista Rodri, que sacaba petróleo de una acción que no iba a ningún lado. Bárcenas marcaba jugada. Era ensayada y Sangalli se colocaba en su posición. Balón preciso para que el extremo marcara un golazo. Disparo de volea con el interior que se colaba pegado al palo. Nuevo jarro de agua fría para el Real Zaragoza, que tras una falta que sobraba el Oviedo aumentaba su renta.

El descanso llegaba con noticias. Víctor movía ficha por partida doble. Kagawa y Burgui entraban para dar alas a su equipo. Y se iban a la banqueta Guti y Pereira. Antes de volver a saltar al campo, arenga en el túnel de vestuarios que parecía no ayudar a los blanquillos porque a los 30 segundos Clemente hacía un penalti. Tejera ingresaba en el área a la contra y el central volvía a pecar de inexperto, como en Girona. Rodri se disponía a disparar ante los gritos de rabia de Cristian, que hacían efecto. El delantero estrellaba la pena máxima en el larguero. Alivio y empujón de ánimo para los blanquillos.

Luis Suárez estaba jugando como cualquier aficionado zaragocista vivía el partido. La impotencia se podía ver en su cara, en sus gestos y en su juego. Pero el colombiano no se rendía. Y a punto estuvo de recortar distancias tras una buena asistencia de Puado, pero Lunin aparecía para estirarse y hacer una gran parada.

El Real Zaragoza estaba muy mermado físicamente y veía cómo el reloj seguía corriendo. Además, el Oviedo estaba desperdiciando algunas ocasiones claras. La impotencia comenzaba a aparecer entre los jugadores blanquillos, cuyo juego mostraba como si ambos equipos habían cambiado sendos objetivos en este choque. Nada le salía al Real Zaragoza.

Cuando todo parecía no salirle peor a los locales, llegaba otra trágica noticia. Cristian Álvarez se marchaba lesionado y entraba Ratón. El meta gallego, que entraba sin calentar, veía como Bárcenas, en la primera acción dentro de su área, el colaba el tercero. Desastroso el Real Zaragoza. Ortuño, en el descuento, ponía la puntilla, con un disparo a la media vuelta que se transformaba en la cuarta diana.

Aunque Linares, ya cuando el árbitro tenía el silbato en la boca, como quien dice, maquillaba el resultado. Y Kagawa, de penalti, hacía el segundo, un minuto después. Pero era imposible sacar algo del partido. Intrascendentes ambos goles, porque el sabor final del choque era el más amargo en tiempo.

En estas ocasiones, se suele decir que el equipo juega los últimos minutos con más corazón que cabeza. Sin embargo, en esta ocasión no era así. Ni cabeza, ni corazón. Desde el regreso de la pandemia el Real Zaragoza no ha sido ni la mitad de lo que fue antes del parón. Y ante el Oviedo ha mostrado la peor versión. En el momento menos oportuno. Moral destrozada a falta únicamente de dos partidos. Adiós al ascenso directo y en peligro el playoff.

Ficha técnica

Alineaciones

Real Zaragoza: Cristian Álvarez (Álvaro Ratón, m. 77); Vigaray (Delmás, m. 63), Atienza, Clemente, Nieto; Zapater, Raúl Guti (Burgui, m. 46), Eguaras, Puado (Linares, m. 85); Pereira (Kagawa, m. 46) y Luis Suárez.

Real Oviedo: Lunin; Nieto, Grippo, Arribas, Christian; Tejera, Luismi; Sangalli (Sebas Coris, m. 87), Bárcenas; Obeng (Borja Sánchez, m. 57) y Rodri (Ortuño, m. 57).

Tarjetas

Raúl Guti, m. 42; Vigaray, m. 56; Puado, m. 66; Luis Suárez, m. 85;

1 comentario

  1. Sensatez

    Cesión del técnico, ya!

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *