LaLiga SmartBank
Elche
0-0
Jornada 1
13 de agosto de 2020
22:00
Real Zaragoza

El Real Zaragoza acusa la falta de gol y no pasa del empate ante un Elche con 10

Un contenido de:
Eduardo García

Jueves, 13 de Agosto de 2020. 23:54

Los play off se ponían en marcha con un Real Zaragoza que antes de empezar a jugar ya acusaba la ausencias de varias piezas clave, sobre todo en ataque, y que tras el partido insistía aún más en ello. Los de Víctor Fernández lo intentaron de diferentes maneras pero no tenían esa dinamita arriba para hacer gol. Al Elche le expulsaron por agresión a Jonathas en el minuto 30 y supo defender las intentonas blanquillas con 10 jugadores.

El partido comenzaba con mucho respeto entre ambos equipos. Las jugadas terminaban lejos de las áreas de Cristian Álvarez y Edgar Badía. Hasta que en el minuto cinco, Kagawa tenía una oportunidad. El balón le llegaba en la frontal del área al japonés y disparaba ajustado, pero por fuera de la portería. Parecía estar enchufado Kagawa ya al inicio del choque.

El partido seguía con esa tónica de pocas ocasiones. Las faltas abundaban en el juego, lo que hacía que se interrumpiera constantemente. El Real Zaragoza mostraba, además, una clara mejoría en defensa. La presencia de Guitián y El Yamiq daban seguridad a la zaga. Vigaray y Nieto volvieron a encontrar sensaciones, tras un final de liga regular con claros altibajos.

El Elche, sin embargo, también jugaba. Nino iba a gozar de la oportunidad más clara. Pero el linier decretaba fuera de juego del veterano delantero. La pelota caía del cielo dentro del área pequeña blanquilla, para que Nino empalmara una volea que se marchaba cercana al travesaño. El Real Zaragoza respiraba. Primero porque se había ido fuera. Y segundo porque había sido en posición antirreglamentaria.

Justo antes de llegar a la media hora de juego, saltaba la polémica. Rifirrafe entre El Yamiq y Jonathas, que dejaba a ambos sobre el verde. Cuando el delantero brasileño se levantaba le dejó un recado con los tacos, en forma de plantillazo, a la altura de la rodilla. El colegiado, en primera instancia, le mostraba la amarilla. Pero desde la sala del VAR le llamaron para que fuera a revisar la jugada. Roja clara para el ariete, que decantaba algo la balanza para el bando zaragocista.

A partir de ese momento, el Real Zaragoza pudo gozar de más posesión y mayor libertad para jugar. Ahí es cuando llegaron las ocasiones blanquillas. Primero era Kagawa, otra vez, que reventaba el balón desde fuera del área. Edgar Badía se lucía con una palomita para despejar la pelota. Y en los minutos finales de la primera mitad era Burgui quien tenía la ocasión. Carrera larga para el extremeño por banda izquierda en la que intentaba batir al meta del cuadro ilicitano por bajo al palo largo, pero de nuevo Edgar Badía adivinaba la intención y despejaba el peligro.

La segunda parte comenzaba con los mismos jugadores. Pese a que Víctor se quedaba sobre el césped con sus ayudantes un par de minutos tras el pitido final de la primera mitad, comentando qué hacer con el equipo. Uno de los cambios que seguro planeaban era meter a Soro por Zapater. Algo que hacían pasado unos minutos de la segunda parte.

Con el canterano buscaban mayor frescura en las cercanías del área ilicitana. Y se consiguió. A los diez minutos de segundo tiempo, Linares tuvo una de las más claras. Centro chut de Kagawa al que no llegaba el de Fuentes de Ebro al segundo palo.

Los intentos de hacer gol eran blanquillos, pero ninguno sin éxito. Casi todos eran de disparos lejanos. Eguaras, Kagawa, Guti... lo intentaban desde fuera del área, pero ninguno conectaba con las mallas de la portería. En el minuto 68 el Real Zaragoza rozaba el gol con un larguero. Córner cerrado al primer palo que remataba Folch en propia y se salvaba por el travesaño.

Quedaba poco tiempo y el marcador seguía con el mismo resultado que al inicio. Las prisas comenzaban a aparecer y el Real Zaragoza lo intentaba de diferentes maneras. Con centros, regateando desde banda y entrando hacia el medio para buscar el disparo... pero el Elche estaba defendiendo bien.

Víctor buscó nuevas llaves con André Pereira y Álex Blanco en ataque y con el regreso de Javi Ros, que disputó los últimos minutos. Buena noticia para él y para el zaragocismo. Sin embargo, no pudieron hacer nada nuevo para sorprender al Elche. Al final, oportunidad desperdiciada del Real Zaragoza, que jugó con uno más durante una hora y no pudo siquiera hacer un gol. Sin embargo, el empate final de la eliminatoria le vale al Real Zaragoza, así que este empate no llega a ser del todo malo. Aunque eso se podrá decir el domingo tras el choque en La Romareda.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *