Cuenta atrás Copa del Rey
Advertisement

Iván Martínez: "Yo soy un hombre de club y me debo a mi trabajo"

Un contenido de:
Francisco Casado

El técnico del Real Zaragoza, Iván Martínez, ha comparecido en rueda de prensa tras la derrota del conjunto blanquillo en La Romareda contra el Rayo Vallecano. El club zaragocista ha encadenado su tercera derrota consecutiva bajo el mando de Iván. A pesar de ello, el técnico del Real Zaragoza ha señalado de que va a seguir trabajando junto al equipo para poder sacar la situación adelante: "Continuaremos trabajando. Yo soy un hombre de club y me debo a mi trabajo".

En cuanto el partido, Iván ha indicado de que los partidos duran 90 minutos: "Hay que ganar sufriendo en el campo con actitud y corriendo durante los 90 minutos, no hasta el 70". Además, el técnico ha destacado que se "han hecho muchas cosas bien", pero se ha lamentado de que "no nos da para ganar". Y ha señalado los objetivos para ganar en esta liga: "Para ganar en Segunda hay que tener la portería a 0, crear ocasiones y materializarlas".

Iván Martínez ha vuelto a repetir como en la rueda de prensa del partido anterior de que los cambios se han hecho "por necesidad, por problemas físicos". Ha explicado que los cambios de Narváez y Vigaray han sido por dichos problemas, sin pasar a mayores. Además, ha explicado que el colombiano venía condicionado y que en cuanto ha visto que podía lesionarse, "lo ha comunicado".

El técnico blanquillo ha expresado que se siente esperanzado y preocupado: "Preocupado por los resultados. Esperanzado porque al equipo no se le puede reprochar nada, con esta actitud y compromiso mostrado".

En cuanto a la desconvocatoria de Larrazabal, Iván ha dicho que ha sido por "decisión técnica". Además, ha comentado que el 'Toro' ha tenido "otra actitud diferente a la que ha dado hasta ahora y ha aportado más".

Iván Martínez en un entrenamiento del equipo (Foto: Dani Marzo)
Iván Martínez en un entrenamiento del equipo (Foto: Dani Marzo)

1 comentario

  1. José

    El ser un hombre de club, implica decir a todo amén, y en estos momentos el decir a todo amén no es conveniente, ni prudente, ni coherente, ni nos llevará al éxito, ya podemos ver donde nos han llevado esas personas a las que usted tiene que decir amén, y que nadie se extrañe ya que era algo muy anunciado y que tarde o temprano tenía que pasar.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *