La noche de las sorpresas

Un contenido de:
D.M.

El Real Zaragoza cayó derrotado frente al Alcorcón en el estadio municipal de La Romareda. Un encuentro en el que los de Juan Ignacio Martínez dejaron muestras de todas sus carencias. Tanto es así que el técnico alicantino acabó llevando al equipo al caos en busca de soluciones que no llegaron.

En el transcurso del partido, el Real Zaragoza se mostró incapaz de competirle de tú a tú a un Alcorcón que, entre otras cosas, mostró una mejor actitud. Por eso, con el paso de los minutos JIM trató de buscar soluciones, y lo hizo de la mano de algunos de los jugadores menos habituales.

Uno de los primeros fue Adrián. El madrileño va ganando oportunidades poco a poco tras su recuperación, pero ante los alfareros superó por primera vez los diez minutos de juego en La Romareda desde mediados de octubre, en el partido frente al Málaga.

Más llamativos son los casos de Tejero y Vuckic. El lateral volvió a competir tras superar el coronavirus y sumó su segunda presencia en el equipo con JIM en el banquillo en LaLiga SmartBank, pues no jugaba desde los 19 minutos que le concedió el entrenador en el encuentro frente al Cartagena. Menos incluso cuenta el internacional esloveno, que no saltaba al césped desde la victoria ante el Lugo, el 19 de diciembre, cuando jugó apenas un par de minutos.

Recursos en apariencia desesperados que no hacen pensar que pueda producirse un cambio de tendencia, al menos, para los dos últimos jugadores. Sin embargo, en el caso del delantero, resulta llamativo el hecho de haber adelantado a Gabriel Fernández, apuesta habitual de JIM en anteriores ocasiones.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *